Abbas se reunió en la Ciudad del Vaticano durante 20 minutos con el Papa Francisco y luego con el Ministro de Relaciones Exteriores del Vaticano, Monseñor Paul Gallagher.

El Vaticano dijo que las conversaciones se centraron en los esfuerzos para reactivar el proceso de paz “y para alcanzar una solución de dos Estados, con la esperanza de un compromiso renovado por parte de la comunidad internacional para satisfacer las aspiraciones legítimas de ambos pueblos”.

Una declaración del Vaticano dijo que Jerusalén debe seguir siendo una ciudad santa para cristianos, musulmanes y judíos.

“Se prestó especial atención al estatus de Jerusalén, destacando la importancia de reconocer y preservar su identidad y el valor universal de la Ciudad Santa para las tres religiones abrahámicas”, dijo el Vaticano, de acuerdo a la agencia Reuters.

Se trató de la primera reunión entre el Papa Francisco y Abbas desde que EE.UU. transfirió su embajada y reconoció a Jerusalén como la capital de Israel.

El líder de la Iglesia Católica ha expresado una fuerte oposición a la decisión de Trump hecha hace un año de trasladar la embajada de EE.UU. en Israel hacia Jerusalén. En una carta de febrero al principal clérigo musulmán de Egipto, Ahmed al-Tayeb, Francisco dijo que “solo un estatus especial, garantizado por la comunidad internacional, puede preservar la identidad [de Jerusalén] y una vocación única como un lugar de paz”.

Cuando terminó la reunión del Papa con Abbas, el líder palestino dijo: “Contamos con usted”, sin dar más detalles.

Más tarde, el lunes, Abbas se reunió en Roma con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, para discutir “los últimos acontecimientos” en Medio Oriente, informó el sitio oficial de noticias de la Autoridad Palestina, Wafa.

Funcionarios de la administración de Trump han dicho que EE.UU. tienen la intención de publicar un plan para resolver el conflicto israelí-palestino a principios del próximo año.

La semana pasada, el embajador de EE.UU. en Israel, David Friedman, dijo que una propuesta de paz de EE.UU. se lanzará “en el momento adecuado”.

Netanyahu ha dicho que considerará el plan de paz aparentemente próximo con una “mente abierta”, mientras que Abbas ha prometido a no considerar ninguna propuesta norteamericana.

Times Of Israel/Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta