El vicepresidente de Bnai Brith Argentina, Daniel Sporn, habló en exclusiva con Vis á Vis por Radio el Mundo – AM 1070 y contó cómo nació la organización, desde cuándo funciona en la Argentina, los proyectos, programas y la visibilización de la institución más antigua de la comunidad judía.

Sporn afirmó: “Bnai Brith Argentina es una organización con muchos años en el país. En el mundo existe desde 1843 pero en Argentina está desde 1930. Trabajamos en distintas líneas y fundamentalmente tenemos eje en todo lo que tenga que ver con la defensa de los Derechos Humanos, en la lucha con todo tipo de discriminación y tenemos líneas de trabajo específicas que tienen que ver con la ayuda comunitaria y con el desarrollo.  Actualmente el foco está puesto en la juventud. Desde hace unos años hicimos foco en tratar de incorporar a la gente joven”.
Por otra parte, dijo: “La nuestra es una organización laica, vienen jóvenes de todas las líneas religiosas y tenemos grupos de jóvenes de más de 36 años,  y otros de más de 50, tenemos grupos de matrimonios jóvenes con chicos. Además, estamos haciendo un trabajo y tratando de que las instituciones que tuvieron un modelo muy afianzado para el siglo XX, desarrollarlo en el siglo XXI con un cambio estructural y dando oportunidad a toda la juventud que por ahí no encuentra un lugar en la comunidad. Porque hay ofertas interesantes en lo deportivo o religiosas, lo nuestro tiene otro enfoque. Estamos viviendo otra especie de explosión juvenil que nos llena de satisfacción”.
En lo que se refiere a los programas de ayuda, el dirigente amplió: “Trabajamos en ayuda comunitaria. Tenemos plena conciencia de que tenemos una obligación en la búsqueda de equidad, especialmente en salud. Desde hace más de 15 años que tenemos un programa de donación de medicamentos muy grande. Probablemente el programa más grande de ayuda comunitaria de la Argentina que llega a las 24 provincias y que ha llegado a alrededor de 4 millones de argentinos. Nosotros estamos en una cadena de valores en la cual unimos el aporte de fundaciones americanas que nos aportan estos medicamentos en gran escala.
Hemos traído a lo largo de estos años más de 100 millones de dólares en medicamentos y tenemos una organización que está asociada estratégicamente a otras organizaciones. Estamos en una etapa de búsqueda, ya que se ha hecho tan grande que estamos necesitando el apoyo de otras instituciones, de empresas que puedan darle mayor difusión, mayor visibilidad a estos programas y mayor sustentabilidad económica.
Además, hay que profesionalizar la estructura porque se merece el volumen que está teniendo este programa. Tenemos un club de No Videntes que funciona hace más de 50 años abierto a toda la comunidad, donde entregamos un espacio para que puedan hacer actividades recreativas y sociales. Es una cosa muy emocionante y también tenemos un espacio en el área interreligiosa donde todos los años hacemos la recordación de la Kristallnacht, que se hizo hace muy pocos días en conjunto con la arquediócesis de Buenos Aires. Son todas actividades muy importantes que nos tienen muy ocupados y muy esperanzados en el futuro”.

Sin comentarios

Deje una respuesta