El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, realizó la tradicional ceremonia del encendido de las velas de Janucá en la Casa Blanca junto a distinguidos miembros de la comunidad judía americana, funcionarios del gobierno americano y representantes oficiales de Israel.

Antes de las palabras de Trump, la banda musical judía a-capella, Y-Studs, realizó una presentación en la Casa Blanca.

El presidente Trump comenzó diciendo que estaba encantado de “conmemorar el milagro de Janucá”. Además, habló sobre el espíritu del pueblo judío: “A través de la historia, el pueblo judío ha sufrido una represión impensable y una violencia terrible. Sin embargo, frente a estas dificultades, el pueblo judío ha soportado, vencido y prosperado. Prosperó como pocos lo han hecho”.

En sus emotivas palabras, Trump honró a 8 sobrevivientes del Holocausto presentes en el acto e incluso los invitó a subir junto a él a la tarima: “Nos honran realmente con su presencia y nos inspiran con su valentía.. Su valiosa asistencia a esta ceremonia recuerda las palabras de Elie Wiesel: ‘Por los muertos y los vivos, debemos dar testimonio’. Hoy y todos los días renovamos nuestra promesa solemne: Nunca más”.

Trump continuó recordando la creación del Estado de Israel: “Desde las profundidades del dolor, el pueblo judío construyó una poderosa y majestuosa nación, una prospera democracia en el corazón del Medio Oriente y una luz de esperanza para todo el mundo”. El presidente americano reafirmó su compromiso con Israel a quien calificó “nuestro querido amigo y socio”.

El presidente Trump también reconoció los aportes del pueblo judío y dijo que “la civilización está en deuda con el pueblo judío por sus increíbles contribuciones al arte, la ciencia, la historia, la cultura y la sociedad”.

Además, el mandatario americano recordó la masacre de Pittsburgh y dijo con claridad que se trataba de un ataque antisemita: “Después de este malvado ataque, reafirmamos nuestro deber de enfrentar el antisemitismo en todas partes, donde sea que ocurra. Debemos eliminar este odio vil del mundo”.

En la ceremonia participó también la primera dama Melania Trump, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, el asesor y yerno de Trump, Jared Kushner, así como gobernadores y senadores americanos.

Fuente: Israel Hoy

Sin comentarios

Deje una respuesta