La compañía ferroviaria nacional de Francia destinó $2.300.000 para construir un Museo del Holocausto en una de sus estaciones abandonadas (la antigua Pithiviers). El objetivo es que se inaugure en 2020.

Con el apoyo logístico de SNCF (Sociedad National des Ferrocarriles Franceses, por sus siglas en francés), más de 15.000 judíos fueron enviados a ser asesinados en campos de exterminio desde la estación de Pithiviers y el campamento vecino de Beaune-la-Rolande en ocho transportes, entre 1941 y 1943.

El año pasado, las autoridades locales dijeron que dedicarían cientos de miles de euros para preservar la estación, organizar exposiciones educativas en sus paredes y declararla monumento histórico.

La estación de tren abandonada, cuyos rieles antiguos no han sido reemplazados, había permanecido sin uso durante décadas. Algunas escuelas han estado llevando alumnos durante años para ver la estación, que actualmente está cerrada al público.

 

Vía JTA / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta