Una bomba casera colocada en una parada de colectivos en una concurrida avenida del centro de Santiago de Chile dejó cinco heridos y causó alarma entre la población.

Un grupo conocido como “Individualistas Tendiente a lo Salvaje” (ITS), y que se autodefine como “eco-terrorista”, se adjudicó el ataque.

“Sobre-bomba causa el caos: ¡Fue ITS!”, escribieron en su sitio web. “Estos tarados y los borregos que lo ocupan no logran entender que no hay un mañana, el progreso no existe, solo es una ilusión que esconde una esclavitud más, la humanidad avanza irremediablemente a una segura destrucción, a la que solo sobrevivirá la naturaleza“, publicaron.

El estallido ocurrió en una parada de transporte público en la avenida Vicuña Mackenna, donde se encontraban las cinco personas esperando el colectivo.

Una mujer es la que sufrió las heridas más graves, y estaba siendo operada de urgencia. Una pareja tuvo heridas en el rostro y otras dos personas heridas leves.

La explosión, que se produjo cuando una pareja manipuló una bolsa que habían dejado en el lugar, causó una intensa ola expansiva y un fuerte ruido que se escuchó a varias cuadras.

Este mismo grupo, ITS, es el que se adjudicó el atentado contra el presidente de la empresa estatal de cobre chilena Codelco, Óscar Landerretche, el 13 de enero de 2017, quien recibió en su domicilio un paquete que detonó en manos de su asesora, provocándole graves heridas.

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, precisó que todavía no hay detenidos y agregó: “He presentado, en nombre del Gobierno, una querella por delito terrorista contra todos aquellos que resulten responsables de estos hechos”.

 

Vía CNN Chile / Clarín

Sin comentarios

Deje una respuesta