Sus desayunos, además de brindar la nutrición necesaria, se realizan todos en un comedor común y son imprescindibles para mantener la unión entre sus miembros.

Está claro que los kibutzim fueron una de las claves para la creación y desarrollo del Estado de Israel.

Sin comentarios

Deje una respuesta