El rabino Yechiel Eckstein, presidente de la Fraternidad Internacional de Cristianos y Judíos falleció este miércoles de un paro cardíaco a los 67 años.

Eckstein fundó la organización en 1983, que recauda alrededor de 140 millones de dólares casi exclusivamente de cristianos evangélicos para apoyar proyectos sociales en Israel y el mundo judío.

El rabino Eckstein nació en Canadá en 1951. Su padre era un rabino comunitario que huyó de los disturbios de 1929 en lo que era entonces Palestina. Eckstein fue ordenado por el rabino Dov Soloveitchick en la Universidad Yeshiva de Nueva York.

Posteriormente completó su doctorado en Filosofía y Religión en la Universidad de Columbia, donde también se desempeñó como profesor. También enseñó en el Seminario Teológico de Chicago y en el Seminario Bautista del Norte. Emigró a Israel en 2002 a la edad de 52 años.

Eckstein fundó la organización conocida como en Israel como Keren LeYedidut para promover la amistad entre cristianos y judíos y desde entonces dedicó su vida a construir puentes interreligiosos entre el mundo cristiano, el pueblo judío y el Estado de Israel. La organización tiene oficinas en Canadá, Corea del Sur y Brasil, además de Israel y Estados Unidos.

La organización apoya alrededor de 400 proyectos de asistencia social en Israel dirigidos a combatir la pobreza, facilitar la aliá (inmigración) y fortalecer la seguridad.

El Rabino Yechiel Eckstein con nuevos inmigrantes

El rabino Eckstein fue asesor del ex primer ministro Ariel Sharon y en 2005 fue nombrado funcionario de buena voluntad en el mundo evangélico en nombre del Estado de Israel.

El rabino Yechiel Eckstein con soldados de las FDI (Foto: Oren Nachshon)

Eckstein escribió 11 libros, principalmente sobre relaciones judeo-cristianas. Recibió numerosos premios de organizaciones de todo el mundo, incluido el prestigioso Premio Raoul Wallenberg que le otorgó el JDC en la Knéset de Israel de manos del primer ministro Benjamín Netanyahu y el Presidente de la Knéset Yuli Edelstein, el galadón del gobierno de Israel Contribución Especial al Bienestar del pueblo de Israel, el premio Hombre del Año de la Federación de Comunidades Judías que recibió en el Kremlin de Moscú, el Premio Jerusalén otorgado por el Foro Económico y más de 100 honores y premios adicionales de otros grupos como Jamah, Colel Jabad, Amigos de las Fuerzas de Defensa de Israel, Hadassah, y más.

El rabino Yechiel Eckstein con líderes drusos (Foto: Gil Eliyahu)

Tras una amarga disputa hace varios años, Eckstein rompió relaciones con la Agencia Judía. La organización había estado donando millones de dólares cada año para actividades de promoción de la inmigración de la Agencia Judía, pero después de que se negara a darle la visibilidad y la publicidad que exigía, la Fraternidad retiró sus fondos. Desde entonces, una gran parte del dinero recaudado se entrega a la oficina del Comité de Distribución Conjunta en Jerusalén.

Keren LeYedidut está en el proceso de recaudar 60 millones de dólares para un nuevo edificio en Jerusalén que servirá como centro de actividades para evangélicos que visitan Israel. Como parte del nuevo plan estratégico para la organización, Eckstein dijo a Haaretz en una reciente entrevista que promover el turismo cristiano en Israel es una prioridad absoluta. “Estas son las personas que se convertirán en embajadores de Israel”, puntualizó.

Eckstein fue elogiado por el primer ministro Netanyahu, el Presidente Reuven Rivlin, el director de la Agencia Judía Isaac Herzog entre otras personalidades. Le sobreviven su esposa Joelle y sus tres hijas. Su hija Yael se desempeña como vicepresidente del Keren LeYedidut.

Con información de Ynet Haaretz / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta