Un oficial de las fuerzas de seguridad de Hamás, el grupo terrorista islámico que controla Gaza, y un civil palestino murieron tras inhalar gases tóxicos dentro de un túnel, cavado bajo la frontera de la Franja con Egipto, dijo el portavoz del Ministerio del Interior del enclave costero, Iyad al Bozm.

Bozm manifestó que oficial estaba “en una misión de seguridad para inspeccionar el túnel”, sin aclarar que estaba haciendo el civil metido ahí adentro.

El Ministerio del Interior de Gaza, que está controlado por Hamas, tampoco aclaró el origen de los gases venenosos.

Egipto ha demolido cientos de túneles en la frontera con Gaza, pero se cree que los contrabandistas aún operan varios pasajes subterráneos por los que se introducen mercancías y armas a la Franja.

Hamás, que promueve abiertamente la destrucción de Israel, utiliza estos túneles para abastecerse de armas. Desde la llegada al poder del presidente egipcio, Abdel Fattah al Sisi, en 2013, las fuerzas armadas egipcias han reforzado el control de su frontera y comenzado a destruir los túneles. Los militares de El Cairo comprendieron rápidamente que el tráfico de armas en la zona contribuía también a llenar los arsenales de “Wilayat Sina”, la filial del Estado Islámico o “Daesh” en la península de Sinaí, un grupo que está siendo combatido duramente por el ejército egipcio.

El portavoz del Ministerio de Gaza identificó al oficial muerto como Abdel Hamid al Aker, de 39 años, y al contrabandista como Subhi Abu Qishein, de 28 años. El vocero apuntó que Aker tenía el rango de mayor.

Bozm dijo que otros dos miembros de la Defensa Civil, controlada por Hamás, lograron extraer los cuerpos, y destacó que otros dos integrantes de las fuerzas de seguridad fueron evacuados a un hospital, sin ofrecer más detalles.

El domingo, la Armada israelí detuvo a un palestino que intentó nadar desde Israel a Gaza, anunció el portavoz militar. El hombre fue visto acercándose a la frontera marítima con el Estado judío y capturado cuando ingresó en aguas israelíes.

No estaba armado, y fue derivado a la agencia de inteligencia Shabak (Servicio de Seguridad General) para un interrogatorio.

En febrero de 2017, tres palestinos murieron tras inhalar gases tóxicos en un túnel entre Egipto y Gaza cuando estaban reparándolo, después de que el ejército egipcio lo destruyera, dijeron en aquel momento las autoridades palestinas.

Fuente: Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta