El ex presidente de la AMIA, Abraham Kaul, dialogó en exclusiva con Vis á Vis en relación con los últimos acontecimientos que culminaron con el pedido de licencia del presidente de la AMIA, Agustín Zbar y aseguró que “las redes sociales fueron claves”. También se refirió al rol de las instituciones, de la dirigencia y del poder político “que presiona y doblega”. Sobre las próximas elecciones, que serán en abril de 2020, Kaul afirmó que “es fundamental consolidar un frente para que a la AMIA la conduzcan aquellos que representen a la mayoría de la comunidad judía”.

  • Teniendo en cuenta lo sucedido con los presidentes de DAIA y AMIA (Ariel Cohen Sabban y Agustín Zbar), ¿cree que es un momento de refundación de la dirigencia judía?

En realidad no habrá ningún refundación. Nosotros no somos distintos a otras comunidades judías del mundo. Tuve la oportunidad de viajar a Estados Unidos como presidente de AMIA acompañando al canciller de ese momento e intentar presidir una reunión de las comunidades judías del mundo, y tres de ellas me pidieron que la coordinación la haga junto con el canciller porque ninguna institución era mas importante que la otra. La comunidad judía argentina no puede tener nunca una sola conducción. La AMIA no representa a todos los judíos y en la DAIA no conozco a nadie que haya votado en su institución quién tiene que ser su dirigente, por lo que ninguna de las dos se puede atribuir el derecho de representar a todos.

  • ¿Qué sensaciones le generó el pedido de la AMIA a la DAIA para que desista de la causa contra Cristina Kirchner por el Memorándum con Irán?

En principio acá no hubo ningún pedido de la AMIA a la DAIA. El pedido lo hizo su presidente. Por lo que yo pude hablar con miembros de la Comisión Directiva, no fue refrendado por la mayoría de la CD ni con ninguno de los partidos políticos que participan en la comunidad de la AMIA. Por lo tanto no fue la AMIA, fue su presidente, nada más.

  • ¿Por qué existe ese enfrentamiento entre la AMIA y la DAIA? ¿Siempre existió? ¿Para usted la DAIA debe estar afuera del edificio de Pasteur?

La AMIA, la DAIA y la OSA deben estar en el mismo edificio como comunidad judía central. Es importante que los dirigentes de las instituciones se encuentren y se saluden. Siempre hubo diferencias entre la AMIA y la DAIA. Somos una comunidad, al igual que el país, presidencialista, y cada uno trata de cuidar su lugar.

  • ¿Coincide con la frase de Agustín Zbar en la que afirmó: “No me animo a decir que el Memorándum era un pacto de impunidad con Irán”?

Es una frase absolutamente personal, no es lo que piensan la mayoría de los movimientos políticos que intervienen en la AMIA y la comunidad judía en general, ya que se vio claramente el repudio que tuvo. No cabe ninguna duda de que lo que hizo Zbar es jugar a la política nacional y no a la política de la comunidad judía.

  • ¿Cree que Zbar recibió algún tipo de presión externa para actuar como lo hizo?

No puedo saber si fue presión externa o conveniencia personal. Lo que es seguro es que ha perjudicado muchísimo a la comunidad judía y todavía no se ha desarrollado el perjuicio que puede sufrir la comunidad por sus declaraciones.

  • ¿Siente que en algunos casos los directivos creen que están por encima de las instituciones?

Sí, muchas veces los directivos creen que están por encima de las instituciones. La sensación del poder te hace sentir que vos tenés exactamente la respuesta de lo que tu comunidad necesita y lo que vos opinás seguramente lo opina todo el mundo. Esto se traduce en estas circunstancias con mayor fuerza porque no hay una mesa de debate. En mi época como presidente había discusiones frente a frente e incluso con presencia de la prensa. Después tenía que ir al partido (Avodá) a plantear cuál era mi postura y escuchar otras opiniones. Porque cuando uno está en la cima del poder no escucha muchas campanas. Lo que pasó acá es que esto no se discutió en ningún ámbito. Esto es lo mas grave. Desde hace 11 años que en la AMIA no hay un ámbito donde se discuta la política comunitaria.

  • Embajada, AMIA, Nisman: ¿Por qué nunca se resuelven los graves crímenes contra la comunidad judía en la Argentina?

Es muy simple la respuesta: porque vivimos en la Argentina. Un país con un altísimo nivel de corrupción, desde el poder máximo al poder judicial: es todo un sistema corrupto. ¿Por qué va a haber justicia por los atentados a la comunidad judía si no lo hay por infinidad de delitos que se cometen de suma gravedad y la justicia nunca actúa?

  • ¿Qué le genera como referente comunitario que a nivel nacional e internacional se hable de las renuncias traumáticas de los presidentes de DAIA y AMIA y no de la gestión de las instituciones?

La trascendencia internacional que tiene la comunidad judía tristemente tiene que ver con el atentado a la AMIA. Antes de eso, AMIA y la comunidad judía no existían en el mundo. Existían movimientos sionistas y los representantes en Israel se ocupaban de los temas. Desde los atentados, Argentina pasó a a ser un tema a nivel mundial: con los grupos terroristas en la Triple Frontera, con la penetración de Hezbollah…ha despertado interés en el mundo. Hemos trabajado con organizaciones americanas, con el Congreso Judío Mundial y hemos visto la preocupación por las causas de las comunidades judías del mundo. Cuando fue la crisis económica del 2001 también estuvieron presentes ayudándonos en muchos aspectos.

  • Fue presidente de la AMIA en otra etapa en la que tal vez no existía como ahora la brutalidad de las redes sociales. ¿Cree que hay un exceso de protagonismo mediático de la dirigencia judía?

Internet y las redes sociales son algo que ya está instalado y hay que convivir con ello. En el caso actual del ex presidente de AMIA , las redes sociales actuaron rápidamente y en un fin de semana lo sacaron del poder. Ya no existe ver en un periódico una repercusión, no hacen faltan las reuniones para ver qué dijo tal o cual dirigente. Hoy se actúa inmediatamente y de la misma manera tenés la respuesta y se arman las cadenas que no dejan de ser la expresión más autentica de la comunidad. Hoy en día todo se hace por intermedio de las redes sociales. No es que haya más o menos protagonismo. Es la realidad de hoy. Un video de Youtube viralizado puede generar más repercusión que un programa de TV tradicional. La realidad es que cambió la manera de comunicar. Ha democratizado la opinión de la gente.

  • ¿Quisiera volver a ejercer la presidencia de la AMIA? ¿Se presentará como candidato el año que viene?

En estos momentos estoy tratando de conformar un frente entre todos los que pensamos que la comunidad judía tiene que estar representada por la mayoría. Hoy hay una minoría representada por un partido religioso que es el Bloque Unido Religioso (BUR) y que está lejos de representar las necesidades de toda la comunidad. Creo que este es su último mandato. Para ganar la próxima elección hay que bajar el ego personal para poder reconstruir a la AMIA. Mi objetivo es armar un frente porque debemos cambiar el rumbo de la comunidad judía argentina, y el que consideremos que sea quien la encabece será quien lo haga. La comunidad judía argentina necesita a la DAIA y la AMIA, porque el poder político en este país te presiona y te doblega todo el tiempo, y cuando un dirigente se doblega ante el poder, deben intervenir los otros dirigentes.

Foto: LN

Sin comentarios

Deje una respuesta