Más de 2.000 activistas de extrema derecha de varios países europeos marcharon este sábado con antorchas por el centro de Sofía para rendir homenaje a Hristo Lukov, quien en la década de 1930 y 1940 dirigió el grupo pro nazi Unión de las Legiones Nacionales Búlgaras.

Los participantes, en su mayoría jóvenes vestidos de negro, con esvásticas y realizando el saludo nazi, depositaron coronas de flores en la antigua casa de Lukov. Algunos activistas llegaron de Alemania, Suecia, Hungría y otros lugares.

“El general Lukov era un valiente oficial militante, un héroe de guerra (de la Primera Guerra Mundial), que ha inspirado el resurgimiento del ejército búlgaro”, dijo Zvezdomir Andonov, uno de los organizadores de la marcha.

Cientos de personas participaron en una contra-protesta bajo el lema “No hay nazis en las calles”. El Congreso Judío Mundial, otros grupos judíos y partidos políticos de Bulgaria habían pedido que se suspendiera la marcha.

“Es absolutamente abominable que en 2019 en Europa, el mismo lugar en el que los nazis intentaron eliminar a toda la población de hombres, mujeres y niños judíos, organizaciones de extrema derecha continúen desfilando sin límites por las calles con esvásticas, símbolos de la SS, y mensajes de odio hacia los judíos y otras minorías”, dijo el vicepresidente ejecutivo del Congreso Judío Mundial Robert Singer.

Desde 1932 hasta 1944, la Unión de las Legiones Nacionales Búlgaras propugnó el antisemitismo, el anticomunismo y un Estado de un partido.

Lukov se desempeñó como ministro de guerra de Bulgaria desde 1935-1938, fomentando lazos estrechos con altos funcionarios nazis en Alemania. También impulsó una ley basada en las Leyes de Nuremberg de 1935 en Alemania que despojó a los judíos de sus derechos civiles. Lukov fue asesinado por partidarios comunistas en 1943.

Bulgaria luchó en la Segunda Guerra Mundial del lado de Alemania, pero el gobierno del rey Boris III rechazó la demanda de Adolf Hitler de deportar a los judíos del país a los campos de exterminio en la Polonia ocupada por los nazis y en otros lugares. Como resultado, la mayoría de los judíos de Bulgaria no perecieron en el Holocausto y sobrevivieron a la guerra.

Ynet/Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta