Una bomba incendiaria fue lanzada el martes hacia una posición policial en el Monte del Templo de Jerusalén, causando un incendio en el lugar sagrado. Además,  un palestino intentó apuñalar a soldados israelíes en Hebrón antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad.

Según informes iniciales, agentes de la policía israelí irrumpieron en el complejo después del incidente y arrestaron a tres sospechosos. Todas las puertas del Monte del Templo se han cerrado. La policía está evacuando a todos los presentes y ha bloqueado la entrada a la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Se han producido enfrentamientos entre las fuerzas policiales y los fieles en la escena.

El incidente se produce un día después de que el ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, prometió que “no habrá una segunda mezquita en el Monte del Templo” y dijo que “si Dios quiere” los judíos podrán rezar libremente “en el futuro”.

Fuentes palestinas informaron que varios miembros del personal del Waqf (el custodio musulmán del sitio), fueron arrestados y que la policía irrumpió en la Cúpula de la Roca y mezquitas.

El puesto de la policía que fue atacado está situado en un edificio cerca de la Cúpula de la Roca en el centro del Monte del Templo. El sitio ha sido blanco de agresión en varias ocasiones en el pasado.

Por otra parte, y en simultáneo; un atacante palestino entró al edificio Beit Hashalom en Hebrón. Un inquilino del edificio, identificó al hombre y llamó a las fuerzas de seguridad israelíes. Cuando los soldados llegaron a la escena, el terrorista intentó atacarlos con un cuchillo antes de que ser abatido.

Un video filmado en la escena muestra al atacante aún no identificado tendido en el suelo en la entrada del edificio con lo que parece ser una herida de bala en el pecho, y un cuchillo a varios metros de distancia.

El ejército anunció que ha abierto una investigación sobre el incidente.

Times Of Israel

Sin comentarios

Deje una respuesta