El ministro de Transporte de Israel, Israel Katz, dijo que prohibiría que los aviones Boening 737 Max 8 ingresen al espacio aéreo israelí, luego que, bajo una fuerte presión, y ante nuevas evidencias que sugerían problemas con el sistema de vuelo del Boeing 737 MAX, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que el gobierno federal decidió vedar al avión y forzar a las tres aerolíneas que lo vuelan en el país, United, American Airlines y Southwest, a dejar las aeronaves en tierra.

 

La presión sobre Estados Unidos había aumentado de manera considerable luego de que casi todos los países y regiones del mundo donde volaba el Boeing 737 MAX decidieran vedar el avión y dejarlo en tierra hasta tanto se esclarecieran los motivos de dos accidentes fatales en cinco meses, uno en Indonesia, en octubre último, y otro en Etiopía, el último domingo, en los que murieron 346 personas.

 

Sin comentarios

Deje una respuesta