En Karmiel, el Servicio de Seguridad General (Shabak) y la Policía de Israel arrestaron a un ex preso palestino que estaba tratando de secuestrar a un grupo de personas israelíes para usarlos como moneda de cambio en la liberación de otros terroristas encarcelados.
El hombre detenido fue identificado como Murad Mahmud Hassin Ali Hassin, quien estaba ilegalmente en Israel. Estaba armado con un cuchillo e ingresó a una casa para secuestrar a los dueños de allí, pero los habitantes de la residencia ubicada en Karmiel lo obligaron a que se fuera.
El palestino arrojó molotov contra vehículos que estaban en la calle y también en un bosque de la localidad, pero no hubo heridos ante estos ataques.
La fiscalía presentó cargos en los tribunales de Haifa, acusando a Hassin de intento de secuestro con la intención de asesinato o extorsión, irrupción e ingreso en una vivienda, agravado de asalto, posesión de armas y otros delitos.

Sin comentarios

Deje una respuesta