El escritor Marcos Aguinis, quien participó en el día de ayer del acto recordación del Cardenal Antonio Quarancino en la Catedral Metropolitana, dialogó en exclusiva con VIS A VIS de la labor del primer cardenal argentino que visitó Israel, el diálogo interreligioso hoy y el pluralismo. A su vez, a un año de la ratificación por parte del Congreso del memorándum de entendimiento firmado con Irán, el ensayista cordobés fue crítico con el Gobierno Nacional y analizó el acercamiento de Argentina y el Estado de Israel.

“Fue un encuentro muy emotivo. La memoria de Quadracino es recordar con intensidad, porque se empieza a reconocer que tenemos un Papa como es Francisco gracias a Quadracino, quien fue el que lo protegió y lo impulsó”, explicó Aguinis sobre el evento a 16 años del fallecimiento del cardenal, que según él “abrió muchos caminos de pluralismo y confratenirdad que Francisco continúa”.

“El diálogo interreligioso puede hacer grandes contribuciones a la eliminación de mucho conflictos”, expresó. Los problemas religiosos nos recuerdan a épocas muy negras de la historia humana que deben superarse, y revertirse para convertirse en un instrumento de compresión”.

Al preguntarle sobre su recuerdo del Cardenal Quarecino, el escritor destacó: “Era un hombre muy cálido, muy humano y afectuoso, que se desempeño como obispo en 9 de Julio, Avellaneda y Buenos Aires. Estaba siempre abierto a cualquiera que le hablase”.

En otro sentido, Marcos Aguinis hizo referencia al acuerdo entre nuestro país y el régimen teocrático por la causa por el atentado a la AMIA: ”El memorándum es un mamaracho que avergüenza a la Argentina y fue impuesto por un régimen de tipo monarquía absoluta, ya que fue una idea de Cristina (Kirchner) o  sugerida por Héctor Timerman. No se puede hacer un tratado con los asesinos de la AMIA”.

“Irán se burla de la Argentina”, dijo contundentemente. “Usó todo esto para lograr un poco de presencia y edulcorante en sus relaciones internacionales. Argentina le brindó un ayuda a Irán que no le retribuyó, se mató de risa, lo cual hace que nos avergüence más”.

Finamente, Aguinis dio su opinión sobre el acercamiento argentino con el Estado Hebrero: “Las razones por las que Israel hace este giro es que es un país que está políticamente aislado y necesita cualquier tipo de soporte. Cuando un país como el Estado Hebreo está tan aislado y sometido a bloqueos absolutamente injustificables, pero que no tiene manera de defenderse sin tratar de conseguir ayuda, busca por donde sea”. En ese sentido, aclaró: “Me causó mucho desagradó que Timerman haya viajado hace un año a Israel, pero no puedo opinar sobre la política del Estado Hebreo”.

Sin comentarios

Deje una respuesta