El base armador venezolano Gregory Vargas se incorporó a Maccabi Haifa, en el que trabaja el asistente técnico larense Daniel Seoane, para vivir su segunda experiencia en la Winner League de baloncesto de Israel.

Vargas, de 30 años de edad, llega libre tras haber jugado hasta el mes de noviembre de 2016 con el Sluc Nancy de Francia (9.1 puntos, 3.3 rebotes y 5.5 asistencias por salida en ocho juegos) y tratará de brindarle a su equipo el mismo liderazgo y estadísticas determinantes de la edición 2015-2016.

El mirandino aportó entonces 13.9 puntos, 4.6 rebotes y 6.4 asistencias (tercero en la liga) en 33 cotejos y fue designado como Jugador Defensivo del Año al robar 2.4 pelotas por juego (tercero en la liga). Será la primera vez que coincidan dos venezolanos, uno como coach y el otro como jugador, en un equipo de baloncesto de una liga europea.

De acuerdo con lo informado por el club en su cuenta oficial en la red social Twitter, Vargas debutará este domingo 8 contra el Bnei Herzliya. “Es un guerrero cuyo liderazgo, tenacidad y fortaleza interior esperamos que tengan un impacto positivo para el equipo”, afirmó el propietario del quinteto, Jeff Rosen, en la oportunidad en la que dio a conocer su regreso.

Su experiencia incluye cuatro títulos de LPB con Marinos de Anzoátegui y otro en México con los Halcones Rojos de Veracruz (2012). Disputó los Juegos Olímpicos de Rio y promedió 7.6 puntos y 4.6 asistencias en cinco juegos. Vio acción en ligas de Colombia, Puerto Rico y República Dominicana y es bicampeón sudamericano (2014 y 2016) y monarca del Preolímpico FIBA Américas en México (2015).

De acuerdo con estadísticas de FIBA, Vargas ha disputado 59 partidos internacionales con la selección de Venezuela desde el año 2010 con promedios de 9.3 puntos, 3.8 rebotes y 3.8 asistencias por salida.

Ante la falta de actividad de las ligas de Venezuela en el arranque de 2017, la participación de Vargas y otros criollos en torneos del exterior resulta fundamental para acometer los compromisos internacionales del quinteto vinotinto adulto, que debe disputar la primera Copa América FIBA 2017 y afrontar el arranque del nuevo ciclo de eliminatorias al Mundial FIBA de 2019.

Sin comentarios

Deje una respuesta