La disputa del partido entre las selecciones de fútbol de España e Israel en Gijón ya ha generado tensión en los últimos meses, y va a crear aún más en la cuenta atrás para el partido clasificatorio para el próximo Mundial previsto para el día 24 en El Molinón. Una quincena de entidades, organizaciones y colectivos civiles de la ciudad se ha constituido en la llamada «Plataforma Tarjeta Roja a Israel» con intención de aprovechar la presencia en Gijón de la Selección israelí para mostrarle la cartulina que supone el máximo castigo en una cancha de fútbol. Simbólica, pero también literalmente. Para ello, repartirán entre los asistentes al encuentro miles de tarjetas que invitan a exhibir en dos momentos muy concretos -los minutos 17 y 48- al combinado hebreo, al que consideran «representación oficial» de un Estado «que ocupa ilegalmente territorios, expolia los recursos naturales, ejerce el apartheid y viola sistemática y continuadamente los derechos humanos del pueblo palestino». Pretenden que sea el momento culminante de una campaña que, a partir de esta semana, convocará charlas «pedagógicas», marchas en bici, llamamientos y una manifestación que se celebrará la misma tarde del encuentro, y en la que se solicita, en última instancia, la «expulsión de la FIFA» de la Selección israelí.

Del significado del gesto que encierra la «Tarjeta Roja a Israel» y de ese horario preciso han dado cuenta, en representación de la Plataforma, Ángel Alonso y Miguel Ángel San Miguel, integrantes también del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe, en una rueda de prensa celebrada en el Ayuntamiento. Después de subrayar el carácter «pacífico» de todas las convocatorias y su rechazo a toda posición «racista, xenófoba, sexista, violenta o fascista», han aclarado que la «conmemoración dolorosa» en los los minutos 17 y 48 alude a dos fechas claves en la historia de los Territorios Ocupados: 1917, año del tratado Sykes-Picot, que, según Alonso, determinó la cesión de «lo que ellos llamaban la “Tierra Prometida” a los sionistas», y 1948, en el que se inició lo que considera como «limpieza étnica» de los palestinos por parte del recién constituido Estado de Israel.

Los convocantes admiten que en El Molinón sucederá «lo que la afición determine», pero hacen un llamamiento a que «Gijón muestre dignidad y solidaridad» exhibiendo «en todas partes» la tarjeta roja. El programa se desarrollará con una marcha ciclista el día 18 a las 12,00 horas, una conferencia del antropólogo de la Autónoma de Madrid Héctor Graz, de la Red Judía Antisionista, sobre «Judaísmo, sionismo y antisionismo». La misma tarde del encuentro, a partir de las 19,00, una manifestación discurrirá entre la plaza del Parchís y la plaza de Cocheras, frente a la plaza de toros de El Bibio.

«No admitiremos actos racistas, antijudíos o fascistas en la manifestación. Si se hace, serán otras personas, y daremos cuenta a las autoridades policiales», ha advertido Miguel Ángel San Miguel.

 

ARTÍCULOS SIMILARES

1 Comentario

  1. Nada mejor que un repudio generalizado de la España asesina y antisemita para incentivar y hacer mas fuerte a Israel cada día.
    Cuanto mas nos odian, mas nos fortalecen.

Deje una respuesta