Hace unos días publicamos un artículo singular sobre un jugador de fútbol, judío él, llamado Aarón Wergifker, al que por la dificultad de pronunciar su apellido lo llamaban, sus compañeros del Club Atlético River Plate, “el rusito Perez”.
 
Una de las personas que leyó el artículo y nos envió un mensaje de felicitación fue Gabriel Ben-Tasgal, director de la conocida ONG de defensa de Israel, Hatzad Hasheni (La Cara de la Verdad), quien desde Israel nos decía: “Me emociono leer en Vis-A-Vis una nota sobre un jugar que jugó hace como 70 años en la selección Argentina y en River Plate… dá la casualidad que se trata de mi abuelo y su figura siempre me llenó de orgullo”.
¿Era tu abuelo materno?
 
No, paterno. Mi apellido verdadero es Wergifker y a mí también me llamaban de todas formas pero nunca de forma correcta. Cuando una maestra comenzaba diciendo Wer… yo ya me levantaba o respondía sin esperar que se acercasen a pronunciarlo correctamente. Lo que sucedió es que mi abuelo materno (Samuel Tasgal Z”l) tuvo dos hijas mujeres y como su apellido desaparecía ya que por entonces, cuando hice aliá (emigrar a Israel), no había internet y pensábamos que todos los Tasgal habían sido asesinados en la Shoa… entonces me coloque Ben-Tasgal (hijo de Tasgal) para no permitir que los nazis triunfasen también con mi familia.      
 
¿Te gustó la crónica de Vis-A-Vis?
 
Si, por supuesto… mis amigos de la primaria hicieron varios comentarios ya que conocían la historia. Nuestra familia entera jugó al fútbol y lo hacíamos con muy buen estilo… mi hermano Pablo aún sigue ligado al fútbol, es el técnico de la escuela de fútbol de Esteban Cambiasso y Javier Zanetti (ex selección Argentina) en Milano y es el técnico del equipo femenino del Inter. Igual debo decirles que lo pintaron como un jugador con más “huevos” que “calidad” y mi padre me asegura que no es una descripción justa. Mi padre, Daniel Wergifker, me contó que cierta vez lo acompaño a un partido de los veteranos de River (contra Belgrano de Córdoba) y le faltaba un jugador así que sumaron a mi viejo con sus precarios 16 años. El describió el partido así… “era increíble… todas las pelotas terminaban en sus pies, tenía como un imán que no era otra cosa que una excelente ubicación. Para jugar bien tenes que saber ubicarte y contar con técnica”.
 
¿Cómo fue la huida de Rusia y la llegada a la Argentina de tu abuelo y sus padres? 
 
Como todas las familias de la época que huían de la hambruna y de los pogromos en Rusia o en Polonia, la madre de mi abuelo Aarón era hija de rabino y el padre era hijo de herrero, llegando en barco a Santos en Brasil. Allí tuvieron que quedarse para dar a luz (a mi abuelo) y al mes continuaron viaje hacia la argentina. Cierta vez estuve en Polonia los del visado se reían de mi porque Wergifker suena muy parecido a una verdura… creo que zanahoria… por lo visto alguien de mi familia antigua no tenía dinero o linaje para ser un Rosental o Sigal, sino que andaban por el rubro de la verdulería.  
 
¿Tu abuelo jugó en la primera división de River y en la selección Argentina, tuviste posibilidad de hablarlo con él? ¿Qué tipo de jugador era para haber llegado a lo máximo en el futbol siendo extranjero?
 
Era un jugador muy técnico, debuto en la primera de River a los 16 años y después de jugar de 1932 a 1936 en la selección, con motivo del campeonato sudamericano de Lima, recién entonces tomaron en cuenta que no era argentino ya que su documento lo daba como nacido en Rusia. Cuando éramos chicos, mis dos hermanos y yo nos sentábamos horas escuchando las historias de mi abuelo. Los tres soñábamos con fútbol. Mi abuelo nos contaba que la Fiera “Bernabé Ferreyra” entrenaba con suelas de cobre o algo así para que le pesasen los botines y luego, ya en el partido, se los sacaba para volar corriendo. O nos contaba cómo se “colaban” en el tren para ir a entrenar… Podíamos estar horas escuchando las mismas historias…
 
¿Sintió algún tipo de rechazo o discriminación por ser judío?
 
Como todo judío en esta época de crecimiento de todos los ismos, pero nada especifico. Mi abuelo era una persona especialmente laica o asimilada. Se casó con mi abuela que también era judía pero mi identidad judía o sionista no la mame de ésta rama familiar sino que fue producto especial de los movimientos juveniles sionistas en Argentina. Cuando falleció mi abuelo en 1994 yo estaba en Israel hacía años. Mi papá me entregó un recuerdo que me había dejado el “yeye”… era un talit personal bastante simple y un libro de rezos en hebreo. Mi abuelo no sabía hebreo ni tampoco creo que conocía el ritual judío por lo que supongo que eso era más que nada un amuleto personal. ¡Lo más loco es que el librito rojo escrito en hebreo decía “Brit Hajadash” que significa Nuevo Testamento! Más aún… cuando era adolescente en Argentina mi abuelo a veces me preguntaba cosas estilo… ¿Es verdad que los judíos hacen esto o aquello?
 
¿Eso es algo que te duele?
 
No, para nada. Yo estaba súper orgulloso cuando me decían que conocían a mi abuelo y que era un jugador sensacional. Para mí era, ante todo, el abuelo que se tiraba al suelo con nosotros a jugar, a la casa de quien íbamos cuando nos enfermábamos y el que nos contaba las mejores anécdotas.
 
¿Cómo fue el proceso de desafectación de River, él sabía o alguien le dijo (en off) que lo dejaban libre por ser judío?
 
En el año 1940 se enfermó porque se contamino el agua de paso blanco y negro… lo que le trajo problemas intestinales que lo alejaron de las canchas durante casi un año. Cuando retorno su lugar lo ocupaba Ramos y no pudo recuperar la titularidad, según nos contaba. No hubo nada conflictivo y si hubo un conflicto nunca lo menciono. Pero hay que tener en cuenta los vientos nazis que soplaban fuerte en Argentina y el hecho que mi abuelo nunca tuvo un problema pulmonar ni nada parecido…
 
¿Cómo se llamaba el médico que adujo que Aarón tenía un problema pulmonar?
 
El médico de River era el doctor Covaro que era una eminencia. Mi tío Roberto dice que el abuelo Aarón le comento que su salida de River no fue muy clara pero con éste médico Covaro tenía una excelente relación hasta el punto que atendió a mi papá y a mi tío cuando eran chicos.
 
¿Realmente tenía algún problema de salud?, ¿pulmonar o de otra índole?
 
Mira… después de River jugo 5 años en Platense sin ningún tipo de problema. Luego de abandonar el futbol puso una colchonería en barrio norte, por el año 48’ y luego pasó a vendedor de jabón federal, siempre le fue bien porque la gente lo recordaba.
 
¿Sabes que hace unos años River tenía una bandera con los 100 jugadores más importantes en la historia del club y estaba tu abuelo Aarón Wergifker?
 
¿Sensacional verdad? Junto a Fillol, Alonso, Francescoli, Moreno, Labruna… estaba mi abuelo. Hace unos años la Comisión Directiva de River le envió una carta a mi abuela invitándola a ver los partidos del club en honor a las viejas glorias del equipo (foto abajo). Además, siempre será el primer judío que defendió la celeste y blanca…

ARTÍCULOS SIMILARES

Sin comentarios

Deje una respuesta