El primer ministro Binyamin Netanyahu abordó en su página de Facebook el artículo contra el público nacional-religioso publicado en Haaretz.

El artículo de Haaretz es una vergüenza, y han perdido por completo: El pueblo nacional religioso es la sal de la tierra, sus hijos e hijas sirven en las FDI y el Servicio Nacional para el Estado de Israel y para la seguridad de Israel. Estoy orgulloso de ellos como la mayoría de los ciudadanos del país”, escribió Netanyahu. “Haaretz debería disculparse”.

En un artículo titulado “más peligroso que Hezbolláh”, Klein escribe que:“los religiosos nacionales son peligrosos, más peligroso que Hezbolá, más que los conductores apisonando sus coches contra las personas y apuñalando a las niñas con tijeras. A los árabes se les puede matar, a ellos no”.

Continúa con sus palabras contundentes y dice:

“¿Qué quieren?, tomar el control del estado y limpiarlo de los árabes, si se les pregunta, ellos lo negarán … Ellos saben que es demasiado pronto para ser tan obvio. No crea en sus negaciones. Su nacionalismo religioso es el nacionalismo extremo, envuelto en una reverencia piadosa. Impregnan el sistema educativo, son cada vez más fuertes en el ejército e influencia a la Corte Suprema. Ya vienen por nosotros, un poco más y vendrán a tumbarnos la puerta”

“Tengo más en común con los esquimales de Alaska que con todos los [líderes nacional-religiosos] y todo lo que representan. ¿Qué tengo que ver con Smotrich?. ¿Qué tengo que ver con Israel Harel?. Qué tengo que ver con aquellos que quieren alcanzar la libertad por sí mismos a expensas de la libertad de otra persona?. Ellos no nos lo quieren decir, pero somos los únicos que tendrán que acostumbrarse”, añade Klein.

“Somos los campeones del mundo cuando se trata de ‘acostumbrarse’ y así nos hemos acostumbrado a la privación de la libertad de Palestina. Entonces, ¿por qué no deberíamos acostumbrarnos a la privación de nuestra propia libertad?. Tenemos que hacer a la ‘libertad’ lo que hicieron a la ‘paz’. Decir a partir de ahora no ‘de la esclavitud a la libertad’, sino ‘de la libertad a la dominación”.

El ministro de Educación Naftali Bennett respondió el miércoles a el artículo publicado en el diario Haaretz en la que el escritor Yossi Klein critica al público nacional-religioso.“Cuando se piensa que Haaretz ha llegado a su punto más alto de humillación, siempre logra sorprender con un nuevo nivel más bajo”, twitteó Bennett en su cuenta de Twitter.La Ministra Ayelet Shaked también respondió al artículo y escribió, “Yossi Klein, te compadezco y al diario Haaretz para proporcionar una plataforma de este tipo”.El Presidente de Yesh Atid, Yair Lapid dijo en respuesta, “¿Roi Klein, de bendita memoria, era peligroso?. ¿Elazar Stern y Aliza Lavie son más peligrosos que Hezbolá?, y el rabino Shimon Piron ¿es más peligroso que los accidentes de tráfico?. E Imaunel Morano, héroe de Israel , ¿es la mentira una forma de vida también para él?. Lo que se publica ahora en Haaretz contra el sionismo religioso es puramente un texto antisemita”.

EstadodeIsrael

Sin comentarios

Deje una respuesta