Una palestina, domiciliada en la Franja de Gaza, enferma de cáncer y con autorización para recibir tratamiento médico en Israel, intentó ingresar clandestinamente al país materiales explosivos a través del paso fronterizo de Erez.

La mujer y su hermana, que la acompañaba, llegaron al cruce con los permisos adecuados. Pero luego, en el control de seguridad, los inspectores descubrieron en su posesión el material explosivo dentro de tubos para equipos médicos.

Las dos mujeres fueron arrestadas para un interrogatorio del Servicio de Seguridad General (Shabak). La enferma de cáncer fue posteriormente liberada.

Los explosivos quedaron en manos de expertos del distrito sur de la Policía de Israel. De acuerdo con una investigación preliminar del Shabak, las armas fueron enviadas por el grupo terrorista Hamás con la intención de usarlos en un atentado dentro de Israel en un futuro cercano.

“Se trata de los continuos intentos de las organizaciones terroristas de Gaza, conducidas por Hamás, de aprovecharse de la infraestructura humanitaria y la asistencia médica que Israel suministra a los habitantes de la Franja para perpetrar ataques terroristas en Israel”.

 

Vía Aurora

ARTÍCULOS SIMILARES

Sin comentarios

Deje una respuesta