El rector argentino de la Universidad de Haifa Gustavo Mesch, volvió a la Argentina, luego de su primera visita del año pasado, para firmar una serie de convenios-marco en el intercambio de estudiantes y en la profundización de carreras en el campo artístico y educativo con diferentes organizaciones. En la entrevista exclusiva que le dio a la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS comentó algunos de los acuerdos que firmaron con el Ministerio de Educación de la Nación, el Fondo Nacional de las Artes y el Seminario Rabínico Latinoaméricano. También hizo referencia a la sede de la universidad que se construyó en la ciudad de ShangHai, China, en el campo de la ciencia.

– ¿Cuáles son los acuerdos que firmó la Universidad de Haifa?

– Hemos firmado una serie de convenios; uno de ellos con el Seminario Rabínico Latinoamericano delineando un programa de estudios de la historia del pueblo judío. Van a venir estudiantes judíos argentinos a la Universidad de Haifa por un período intensivo y recibirán el título de maestro de grado en historia del pueblo judío con opción de hacer un año más para recibir el título de profesor de colegio secundario en el campo de la historia judía. Sin ninguna duda, este acuerdo es un aporte muy grande de la Universidad de Haifa y al fortalecimiento de la comunidad judía en Argentina. También firmamos un acuerdo con el Fondo Nacional de las Artes y la Escuela Nacional de las Artes, la Universidad de Haifa se está expandiendo; estamos a punto de terminar un proceso de unificación con una escuela terciaria en el campo de las artes que se convertirá en la Escuela de las Artes de la universidad, y este acuerdo va a representar una colaboración en el campo de interés futuro nuestro e intercambio internacional.

Esto también está enmarcado en la participación de la Orquesta de judíos y musulmanes de la universidad…

– La orquesta de judíos y musulmanes es de la Universidad de Haifa. Está dirigida por el profesor de música Taisser Elias, profesor titular en la universidad. En el campo de las artes, también, firmamos un acuerdo marco con la Universidad Nacional de las Artes, ya que hay mucho interés en la universidad misma de enviar alumnos y docentes a Israel a capacitarse en una carrera que la hemos desarrollado mucho. Tenemos un programa internacional en el campo de terapias creativas o terapias artísticas que se desarrolla muchísimo, y nos hemos especializado en los últimos años.

¿Con el Ministerio de Educación de la Nación también firmaron un convenio?

– En realidad es el cumplimiento de una promesa de mi visita anterior en la que tuve el placer y el honor de ser recibido por el ministro de Educación, Esteban Bullrich, y prometió que se iba a firmar un acuerdo-marco entre el ministerio y nuestra universidad. Ahora pasamos al período de intercambio de investigadores para enfocar programas en el campo de la visibilidad de la educación, promoción de la educación en el campo de las matemáticas, que es algo que se especializa la Universidad de Haifa.

 En ese marco de expansión, ¿la Universidad de Haifa abre sus horizontes en Asia?

– Tenemos un acuerdo estratégico con la Universidad de Shanghai en China. Hemos construido un edificio donde habrá laboratorios de neurociencias y un programa de doctorado conjunto con la Universidad de Haifa. Los laboratorios ya están empezando a ser equipados. Además tenemos un programa que envían a 20 estudiantes chinos de educación que vienen a capacitarse en el verano en Israel, y aparte tienen presencia en el sistema educativo primario y secundario en la ciudad de Haifa.

– ¿Cómo surgió este interés de China de tener una sede de la Universidad de Haifa?

– Eso es consecuencia de las actividades de gobierno de Israel que mantiene, hoy en día, acuerdos estratégicos en el campo académico con China y la India también. Entonces son puntos de apertura que el gobierno nos ha abierto y nosotros lo hemos aprovechado. También se han formado relaciones personales entre los rectores y los presidentes de ambas universidades para encontrar la forma de trabajar en conjunto. Hay otra cosa que sucede en China, que también es muy relevante, y es que uno de los inversores chinos más grandes que posee la compañía de agua natural estuvo de visita en la universidad y se impresionó mucho de las cosas que nosotros hacemos, y por eso nos conectó con la Academia Nacional de Ciencias de la China y vamos a abrir, ahora, dos centros de investigación: uno en Pekín y otro en Haifa en el campo de la inteligencia artificial, y eso es un acuerdo que se firmó hace tres meses. Es una inversión de China en Israel de diez millones de dólares para empezar.

– ¿Cree que hay una apertura de la Argentina con respecto a la relación con Israel?

– Yo no conozco la gestión anterior porque no he estado en Argentina, pero sí puedo decir que la gestión actual, en donde hemos pedido estar en contacto y generar intercambios, han sido siempre muy positivos y muy abiertos. Han despertado muchísimo interés.

– ¿Qué importancia tiene que la orquesta interreligiosa de la Universidad de Haifa venga a la Argentina?

– Es parte de un programa internacional de ellos. La orquesta ya ha tenido muchas actuaciones en Europa y pensé que era muy relevante que también vengan a la Argentina para representar la cara que los críticos de Israel no muestran; la cara de la coexistencia verdadera, de personas que trabajan en conjunto siendo de diferentes nacionalidades y credos.

– ¿Es posible generar una orquesta de similares características en la Argentina?

– Sí, por supuesto que sí. Argentina como país inmigratorio tiene otras minorías que pueden ser incorporadas también, entre ellos los indígenas y los inmigrantes de los países limítrofes, que son culturas muy especiales. Siempre las culturas tienen una experiencia muy innovadora en el campo artístico, así, una orquesta que está compuesta de diferentes integrantes, de nacionalidades y religiosos, es siempre una orquesta más innovadora que una orquesta muy monotónica étnicamente.

Sin comentarios

Deje una respuesta