El productor argentino y músico de flauta dulce, Ernesto Schmied, dialogó con La Cadena Judía de Información Vis á Vis acerca de la llegada de la Orquesta Judía-Árabe de la Universidad de Haifa que se presentará el 5 de junio en el Teatro Colón con el auspicio del Banco Ciudad por primera vez en Argentina, y que además harán otras presentaciones en otros lugares de la ciudad.

“Esto fue una propuesta que partió de mi a través del proyecto de Mecenazgo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que se aprobó hace un tiempo, y a partir de esa propuesta empezamos a dar los pasos necesarios para llevarlo a cabo. En este sentido está involucrado de una manera muy directa la Fundación Banco Ciudad. De hecho, el concierto final que harán durante su estadía en Buenos Aires, en el Teatro Colon, lo hacen en colaboración con el Coro del Banco Ciudad en algunos pasajes de la presentación”, aseguró Schmied.

Con relación a por qué eligieron Argentina para tocar por primera vez, el productor aseguró: “Buenos Aires es un lugar idóneo por la cantidad de culturas representadas, sobre todo porque hay un convivencia muy cordial. En general, no hay tensiones entre las distintas culturas que conviven”.

El repertorio que tocarán en el Teatro Colon se nutre de música clásica árabe, que normalmente está ligada a la música otomana, de la tradición andalusí, habrá algunas piezas de música israelí no clásica y tocarán sobre lo clásico tradicional. Como llegan a la Argentina, interpretarán “Alfonsina y el mar”, según pudo saber Vis á Vis en forma exclusiva.

La Orquesta Juvenil de Judíos y Musulmanes de la Universidad de Haifa está compuesta por jóvenes de 16 a 28 años, todos son estudiantes profesionales y desean poder mostrar de una manera exitosa y posible que la convivencia entre judíos, musulmanes, drusos y católicos es posible en Israel y en el mundo. Esta orquesta está dirigida por el Profesor Taiseer Elías de la misma universidad israelí.

Con respecto a la orquesta, Schmied enfatizó: “Ellos son estudiantes de música, yo no te podría asegurar que todos ellos vayan a tener un futuro profesional como músicos, pero están en ello. Hay algunos que sí tienen proyección porque tocan en agrupaciones propias y colaboran en otras bandas. Principalmente lo que aporta, desde mi experiencia de músico, es que la música te permite conocer sitios que de otra manera lo conocerías de forma distinta. La música te acerca a realidades que están fuera del conocimiento de un turista que hace circuitos normales. Por ejemplo entrar al Teatro Colón en el backstage no lo hace nadie que no vaya a tocar al teatro y como son jóvenes todavía tienen muchas ganas de viajar”.

Por último, se le preguntó al entrevistado si cree que el deporte, al igual que la música, une distintas clases sociales y económicas, a lo que respondió: “Yo creo que aquí habría que hacer una salvedad porque el deporte hasta cierto punto une, pero plantea un objetivo que es competir. En la música no existe tal objetivo, el trabajo no solamente es en equipo, llámese orquesta o grupo, sino que aquí lo que buscan es un punto en común. Los problemas desaparecen en cuanto el lenguaje verbal, es inexistente, y el músico escribió esa música para que sonase de tal manera, por lo tanto todos entran en la misma sintonía”.

ARTÍCULOS SIMILARES

Sin comentarios

Deje una respuesta