A la Fiscalía Oriente llegaron el viernes parlamentarios, la directiva de la Comunidad Judía de Chile y representantes del Estadio Israelita Maccabi, para presentar una denuncia por amenazas y hechos racistas, xenófobos y antisemitas.

En la ocasión, se reunieron con Fiscal Regional Manuel Guerra, quien expresó que la situación es preocupante: “Todos buscamos vivir en paz y no queremos actos que tengan por objeto amedrentar a una comunidad. Nada justifica acciones radicalizadas de violencia. No queremos que esto se trasforme en una escalada que haga que dos comunidades que han contribuido al progreso de Chile vivan divididas, por lo cual la Fiscalía realizará las investigaciones orientadas a esclarecer los hechos.

Los hechos que motivaron la acción son los ataques físicos y verbales de fuerte contenido racista y antisemita proferidos el pasado 8 de junio en el marco de un partido de fútbol disputado por las superligas del Estadio Israelita Maccabi y el Club Palestino, en el estadio de este último.El partido fue suspendido y varios jugadores del Club Palestino fueron expulsados, por conducta no sólo agresiva y antideportiva, sino por haber proferido insultos racistas y antisemitas en contra de los jugadores de origen judío del Estadio Israelita Maccabi.

El presidente, vicepresidente y director ejecutivo de la CJCh, Shai Agosin,  Benjamín Pupkin y Marcelo Isaacson, respectivamente, fueron acompañados por los diputados Gonzalo Fuenzalida, Gabriel Silber y  Daniel Farcas. El Estadio Israelita Maccabi fue representado por su Gerenta General Jesica Kanonitch

 

“Quienes integramos la Comunidad Judía de Chile, estamos tremendamente preocupados e inquietos por situaciones que nunca se habían dado en nuestro país y que tienen su origen en grupos que quieren –de forma agresiva y violenta- importar un conflicto que está a miles de kilómetros”, dijo Shai Agosin, presidente de la entidad.

 

Gonzalo Fuenzalida, diputado que acompañó a la dirigencia comunitaria reafirmó la importancia de no traer un conflicto que puede terminar incluso con delitos y aseguró que: “Es importante que actuemos ahora a través de la justicia, nadie tiene derecho a amenazar o a golpear a otros por un conflicto que no es nuestro”

 

El diputado Daniel Farcas, en tanto, fue enfático en decir que: “En el pasado, el odio y el boicot terminaron generando el Holocausto. Hoy en Chile estamos presenciando una progresiva deslegitimación de lo judío y de Israel, lo que allana el camino para para este clima de violencia y virulencia que no podemos permitir”.

 

Finalmente, el diputado Gabriel Silber hizo un llamado a la Fiscalía: “Esperamos que estos hechos tan graves, relacionados con la xenofobia y la discriminación, no queden impunes y que la justicia inicie una investigación para poner fin a este tipo de hechos”.

 

Las máximas autoridades de la Comunidad Judía de Chile aprovecharon la instancia para “expresar su repudio a los rayados realizados en el Club Palestino de Santiago y denunciados por la comunidad palestina, con la cual solidarizamos. La Comunidad Judía y sus instituciones también han sido objeto de ese tipo de muestras de intolerancia las que resultan del todo inaceptables”.

Fuente: Comunicado Comunidad Judía de Chile

Sin comentarios

Deje una respuesta