Los profesionales del Cuerpo Médico Forense (CMF) de la justicia nacional, del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y del Laboratorio de Huellas Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires (UBA) entregaron su informe sobre el total de las muestras genéticas registradas en la causa judicial. El trabajo cierra un esfuerzo conjunto de dos años de labor, en torno a más de un centenar de muestras, de los equipos liderados por los expertos Carlos Vullo, del EAAF; Daniel Corach, de la UBA; y Enzo Canónaco, del CMF.

Entre los aportes de la medida ordenada por los fiscales de la UFI AMIA se encuentra la verificación de quien, hasta hace meses atrás, era la única persona fallecida en el ataque sin identificar a pesar de haberse hallado su cuerpo. Se trata de Augusto Daniel Jesús, quien falleció en el atentado al igual que su madre María Lourdes. La prueba genética ofreció una confirmación con una probabilidad rayana a la certeza y a ello se sumaron otras constancias de la causa, como el hallazgo del DNI del joven en el lugar.

El informe científico también indicó que los restos, hasta ahora sin identificación, inhumados en el cementerio de La Tablada corresponden, en todos los casos, a víctimas registradas. Esta circunstancia era presumida pero nunca había sido verificada hasta ahora, ni era precisa la identidad de los restos. Este tramo del estudio sirvió no sólo para clarificar hechos útiles al proceso sino también para satisfacer inquietudes que algunos familiares habían acercado a la Fiscalía y sobre las que se trabajó en forma individualizada.

Con relación a los perfiles de las muestras reservadas en la División Laboratorio Químico de la Policía Federal Argentina, los expertos señalaron que todos correspondían a víctimas registradas con excepción de uno. El equipo fiscal, en consecuencia, está trabajando en torno a este perfil y a las muestras correspondientes. De modo central, a la luz de la hipótesis de un atacante suicida, ya han dispuesto las medidas pertinentes en el ámbito de la cooperación internacional para intentar cotejar el perfil obtenido con el correspondiente a muestras de familiares del individuo sospechado. El objetivo es lograr un cotejo con una probabilidad significativa de vinculación. Sin perjuicio de ello, también se evalúan hipótesis alternativas y parte del trabajo de reconstrucción de los momentos inmediatos al atentado sirve también a este examen.

Los fiscales Roberto Salum, Leonardo Filippini y Santiago Eyherabide, además, han dispuesto avanzar en la revisión de las piezas de automotor y elementos secuestrados en la causa de modo de evaluar, sobre la base de un examen renovado, la presencia de perfiles genéticos que complementen o agreguen información científicamente respaldada al estudio producido.

Fuente: Fiscales.gob.ar

Sin comentarios

Deje una respuesta