A falta de confirmación oficial por parte de la organización del Giro de Italia, la corsa rosa partirá de Jerusalén en su edición de 2018. Según informa el portal Ciclo 21 el director de la prueba, Angelo Zomengnan, habría tomado esta decisión de sacar por primera vez una gran vuelta de suelo europeo.

La salida en Jerusalén también provocaría la celebración de tres etapas en tierra santa. Según este portal, además de Jerusalén, Beersheva y Tel Aviv acogerían los finales de la segunda y la tercera etapa.

Al igual que se ha hecho en las ediciones de 2016, cuando la carrera salió de Apeldoorn y se disputaron tres etapas en Holanda y 2017, cuando la carrera salió de Cerdeña y se disputaron tres etapas en la isla sarda, el Giro comenzaría un viernes y el primer lunes se realizaría una jornada de descanso para el traslado de la logística de la carrera.

 

Sin comentarios

Deje una respuesta