Desconocidos efectuaron disparos y arrojaron una granada de estruendo contra una mezquita en el barrio musulmán de la aldea de Maghar, donde vivía el sargento primero Hail Satawi, el policía asesinado en el ataque terrorista en el Monte del Templo.

No se registraron heridos y fueron ocasionados leves daños a una de las ventanas de la mezquita. La policía abrió una investigación y se informó que “fuerzas de fajina y encubiertas han sido desplegadas [en el lugar] para mantener la sensación de orden y evitar una escalada”.

Se trata de la segunda vez en tres días que una bomba de estruendo es arrojada a la mezquita, tras el ataque; y los habitantes de la ciudad están reportando sobre el aumento de las tensiones y los intentos de incitar a la violencia entre las comunidades drusa y musulmana.

Un residente musulmán de la localidad dijo que “la situación es muy tensa” y que teme salir de su casa por miedo a que alguien le haga daño. Dijo que es muy importante calmar la situación, preservar las buenas relaciones, y no dejarse arrastrar por quienes buscan incitar.

El doctor Mansour Abbas, miembro del Movimiento Islámico, domiciliado en Maghar, condenó el incidente.

“Este es un acto grave e irresponsable, detras el cual hay gente que se representa solamente a sí misma y que busca dañar las mezquitas, las iglesias y toda la aldea”, expresó Abbas. “Estamos unidos para erradicar cualquier intento de dañar nuestras relaciones”.

El líder espiritual de la comunidad drusa en Israel, jeque Mowafaq Tarif, también condenó el ataque y exigió que la relación entre drusos y musulmanes sea mantenida adecuadamente, notando que “el ataque en el Monte del Templo no representa a la sociedad árabe”.

El diputado Ayman Odeh, de la Lista [Árabe] Conjunta, apoyó la declaración de Tarif, felicitando su “punto de vista responsable”.

“Todo ciudadano, toda persona leal que ama a su pueblo, debe levantarse en contra de toda división étnica y enfatizar que hay que unir a la gente”, apuntó Odeh, tras añadir que está en contacto con Tarif para mantener las buenas relaciones entre musulmanes y drusos.

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta