En la noche de Rosh Hashaná, miles de personas dejarán el trabajo, se reunirán en congregaciones en todo el mundo y orarán a D’os, el Gobernante del mundo. Diez días más tarde comenzarán un ayuno y se reunirán de nuevo para orar, esta vez en expiación por sus pecados.

En ambas ocasiones ellos alabarán a Jesús y orarán por su regreso.

No son judíos, ni judíos por Jesús. Más bien, estos congregantes son miembros de un movimiento cristiano evangélico llamado Living Church of God. En los días que los judíos conocen como Rosh Hashaná y Yom Kippur, estos cristianos celebran lo que ellos llaman la Fiesta de las Trompetas y el Día de la Expiación.

“No estamos tratando de ser judíos”, dijo Dexter Wakefield, un ministro de Living Church of God y el portavoz de la iglesia. “Estamos obedeciendo los mandamientos de Dios. Los días santos tienen un gran significado para los cristianos que los guardan”.

Living Church of God es uno de los pocos grupos evangélicos que observa el cristianismo como creen que Jesús lo observó, “de acuerdo con los dictados de la Biblia hebrea”. Eso significa que no hay Navidad ni Pascua, días de fiesta que la iglesia rechaza como de origen pagano. También significa que los miembros observan el sábado: de la noche del viernes a la noche del sábado. La costumbre cristiana dominante de observar el día de reposo en el domingo, creen, “es otra desviación del cristianismo auténtico de Jesús”
Aunque Living Church of God, que tiene alrededor de 10.000 miembros, aboga por observar el sábado, así como las fiestas judías, no son de los que se hacen llamas “judíos mesiánicos”, que se hacen llamar judíos y usan escritura y liturgia hebreas. Tampoco son adventistas del séptimo día, que observan un día de reposo los sábados, pero no otras fiestas judías.

La iglesia tiene cerca de 400 congregaciones en seis continentes, y la mayor parte de su membresía está en Norteamérica, con sede en Charlotte, Carolina del Norte. Se rige por un Consejo de Ancianos y se alinean con la ideológica de la filosofía de Herbert Armstrong, cuya predicación de la observancia del “Antiguo Testamento” inspiró a varias iglesias que salieron de la corriente principal evangélica.

“Estos días fueron claramente ordenados en el Antiguo Testamento, y su observancia por Cristo y los Apóstoles en el Nuevo Testamento ciertamente los ratifica para la Iglesia Cristiana”, escribió el fundador de la iglesia, Roderick Meredith, en un folleto. “Los verdaderos cristianos deben santificar los días que Dios hizo santos. Y debemos seguir el ejemplo de Jesús y de los Apóstoles originales al hacerlo”.Para los miembros de Living Church of God, Rosh Hashaná y Yom Kipur — el primero comienza este año en la noche del 20 de septiembre y el último al atardecer del 29 de septiembre — son dos de los siete festivales que se celebran a lo largo del año. Estos festivales corresponden a las cinco festividades judías ordenadas en la Torá – Rosh Hashaná, Yom Kipur, Sukkot, Pésaj y Shavuot. La iglesia llega a siete por tratar Shemini Atzeret, la festividad al final de Sukkot, como un festival separado, y dividiendo Pésaj en dos, el primer día y todo lo que viene después.

Estas festividades corresponden al ciclo agrícola anual, y también han adquirido significación histórica judía. Pero para la iglesia, reflejan pasos en la segunda venida de Jesús y la redención final del mundo.

En lugar de marcar el Año Nuevo, Rosh Hashaná – una fiesta de un día llamada la Fiesta de las Trompetas, una traducción literalmente razonable de su nombre en la Torá, Yom T’ruah – marcan “el día en que Jesús aparecerá nuevamente aclamado por las trompetas”. Yom Kipur, traducido como el Día de la Expiación, “marca el día en que Satanás finalmente será derrotado”.

La iglesia celebra cada día con un servicio, que empieza i culmina con cantos de himnos. En el Día de la Expiación, los congregados tomarán el día libre y se abstendrán de comer y beber. Pero en las Altas Fiestas se dispensan los rituales judíos como la inmersión de manzanas en miel, el uso de túnicas blancas conocidas como kittels o con el toque de un shofar.

Y mientras que los judíos tienen libros de oración especiales destinados sólo para las fiestas, Wakefield dijo que no hay un conjunto tradicional de himnos para cantar para un día específico.

“Ocasionalmente alguien traerá un shofar sólo por amenizar”, dijo Wakefield, quien sirvió como pastor en varias iglesias de la Florida antes de mudarse a trabajar en la sede de la iglesia. “No es un ritual particular lo que hacemos. Es una cosa encantadora de hacer”.

Cuatro días después del Día de la Expiación, los congregantes de la iglesia saldrán de sus hogares a una morada temporal, como lo hacen los judíos en Sukkot. Pero esa morada será un recurso o un hospedaje, no una sukkah hecha de tela, madera y ramas. La iglesia ve las festividades como un tiempo para salir de casa y reunirse en otro lugar, pero ese lugar no necesariamente debe estar a la intemperie.

La iglesia también dicen observar “varios otros mandamientos del Antiguo Testamento”. Los miembros se abstienen de comer alimentos expresamente prohibidos en las Escrituras – como los mariscos – y se abstienen de trabajar desde el atardecer del viernes al atardecer del sábado, correspondiente al Shabat judío. Pero no hay un conjunto de prácticas prohibidas el sábado.

“Le enseñamos que no se hace el trabajo semanal”, dijo Wakefield. “Si trabajas en la fábrica durante la semana, no estarás trabajando para el atardecer del viernes”.

Aunque la mayoría de los grupos evangélicos no observan lo que denominan “Antiguo Testamento” como la Living Church of God, muchos atribuyen significado a algunos de sus mandamientos. Muchos líderes evangélicos, por ejemplo, han citado a Levítico en su oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo. Y algunos grupos evangélicos han expresado su apoyo a mostrar los llamados “Diez Mandamientos” en los tribunales.

Cynthia Lindner, directora de Estudios Ministeriales de la Universidad de Chicago Divinity School, dice que los cristianos se sienten atraídos por estos versículos porque definen códigos de conducta interpersonal.

“Existen textos del Antiguo Testamento que se centran en prescribir la conducta mucho más que en el Nuevo Testamento”, dijo. “Los textos y los códigos de la Biblia hebrea se adecuan fácilmente cuando se quiere argumentar sobre el comportamiento”.

En los últimos años, algunos grupos evangélicos han celebrado cenas de Pésaj, en parte como una recreación de la Última Cena de Jesús, considerado como un seder. Otros grupos cristianos, incluyendo algunos cristianos sionistas, han asumido otros rituales judíos, como usar un manto de oración o tocar un shofar.

Pero para Living Church of God, Rosh Hashaná es más que recordar tiempos antiguos. “Se trata de la inminente redención del mundo a través de Jesús”.“Creo que muchos cristianos tienen la idea de que el judaísmo es más auténtico, más antiguo, más cercano a la voluntad de Dios de lo que muchas de las iglesias se han convertido en los tiempos modernos”, dijo Jon Levenson, un profesor de la Biblia hebrea en Divinity School de Harvard. “Existe la noción de que la tradición de la iglesia se ha alejado cada vez más de la verdadera palabra de Dios, y que de alguna manera los judíos y su Biblia están más cerca de la verdadera palabra de Dios, y debemos empezar a tomar esas cosas”.

Israel Noticias

Sin comentarios

Deje una respuesta