La comida judía es una mezcla de sabores de todo tipo. Sus recetas son el resultado de cientos de lugares por los cuales los judíos han pasado. La siguiente receta es muy común entre askenazis y sefardíes por igual, sin embargo, su origen es griego. Consiste en un pastel hecho a base de berenjena, carne y tomate. Esperamos lo disfruten.

Ingredientes
1 cebolla mediana finamente picada
2 dientes de ajo finamente picados
4 cucharadas de aceite vegetal
6 jitomates grandes pelados y cortados en cuadritos
1 cucharadita de orégano
1 pizca de azúcar
1 kg de carne molida de ternera
1 kg de carne molida de res
1/2 cucharadita de nuez moscada
2 cucharadas de perejil
3 berenjenas medianas rebanadas largas y delgadas
Sal y pimienta al gusto

Preparación
1) Se dora la cebolla y el ajo. Se divide en dos partes y se pone la mitad en un sartén grueso. Se agregan los jitomates y 1/2 cucharadita de orégano. Se tapa y se deja cocinar a fuego lento una hora.

2) En la otra parte del aceite y la cebolla, se agrega la carne molida, la nuez moscada y el orégano. Se fríe la carne, desmenuzando bien; se agrega la nuez moscada, el perejil, la sal y la pimienta y se pone a un lado.

3) En un sartén grueso se pone 1/4 de taza de aceite y se fríen las berenjenas con todo y cáscara rebanadas en tiras delgaditas y bien secas. Conforme se vayan dorando de los dos lados, se ponen sobre una servilleta de papel para que se escurra el aceite.

4) Se calienta el horno 350°F (180° C) se coloca una capa de berenjenas en una casuela de dos cuartos de litro. Se cubre con la parte de la mezcla de jitomates, luego con la parte de la carne, y así se van poniendo capas de cada cosa hasta llenar la cazuela, la última capa debe ser de jitomates.

 

Vía Comida Tradicional Judía

Sin comentarios

Deje una respuesta