El jueves al mediodía en la Embajada de Chile se realizó la presentación del libro “Memoria Viva” que relata la historia de 130 sobrevivientes/refugiados que fueron acogidos por ese país durante la Segunda Guerra Mundial.

Esta actividad fue organizada por el encargado de las relaciones diplomáticas de la DAIA, Ariel Blufstein y la embajada chilena para continuar promoviendo y construyendo contra el olvido de la Shoá entre países hermanos. En este evento estuvieron presentes los diplomáticos de los países acreditados en nuestro país; los vicepresidentes del Museo del Holocausto Gustavo Sakkal y Guillermo Yanco, y la presidenta de la Osfa-Wizo Nicole Kovalivker junto a la Lic. Clara Levinsky de Broide.

En primer lugar, el embajador de Chile acreditado en nuestro país, Sr. José Antonio Viera Gallo comentó que muchos sobrevivientes que cuentan su historia en el libro “Memoria Viva”, antes de llegar a Chile, tuvieron que ir a Bolivia o a China por que en ese momento para ingresar a territorio chileno había que tener visa. También hizo mención a que la provincia de Santa Fe en el Paseo de los Justos en la costanera santafecina, que se inauguró el año pasado, incluyó a  María Edwards McClure, una Justa entre las Naciones chilena reconocida por Yad Vashem, y acerca de esto aseguró: “Rescatar la memoria tiene un valor enorme”.

Luego, tomó la palabra la directora de la Fundación Memoria Viva, Karen Codner que hizo un detalle minucioso de cómo surgió la idea de recopilar 123 entrevistas a sobrevivientes del Holocausto que fueron acogidos por Chile a través de la Fundación Memoria Viva. En su discurso destacó que recién ahora la sociedad chilena esta comenzando a conocer que sucedió durante el Holocausto y que hace cinco años atrás en las escuelas no se trataba el tema. Según Codner, el cambio cultural se comenzó a gestar en su país hace diez años atrás: “Generamos un cambio multicultural”, y en este sentido, destacó el proyecto de ley que firmó la presidenta Michelle Bachelet contra la incitación al odio y a la discriminación.

Por su parte el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Ariel Cohen Sabban se refirió al mes de Elul que está transitando el pueblo judío del mundo y lo relacionó con una frase muy significativa de este mes del calendario hebreo: “Yo soy para mi amado y mi amado es para mí”, y mencionó la “solidaridad que tuvo Chile, en su momento, para abrirle sus brazos a los sobrevivientes que estaban huyendo de una muerta segura”.

PH Leonardo Kremenchuzky

Sin comentarios

Deje una respuesta