Nuevamente, como todos los años, una multitud de familias y grupos de amigos colmaron el parque en Avenida del Libertador y Austria para vivenciar el Rosh Hashaná Urbano organizado por Limud BA con una gran cantidad de actividades y bandas musicales que pasaron toda la tarde.

Uno de las eventos que más público infantil atrajo fue el armado de barriletes hecho por la Organización Sionista Mundial y Habonim Dror. Durante toda la tarde, los niños, que eran ayudados por sus padres, remontaban los barriletes que habían construido, algo que en otros tiempos en Buenos Aires era muy común de ver. También el taller de la Fundación Tzedaká de confección de gorros de lana y pompones atrajo a una gran cantidad de tejedoras. En el espacio de microcine, además de que se emitieron películas durante todo el día, el guionista y productor de cine Axel Kuschevatzky hizo un “pantallazo por la historia del cine”.

En Limud Textual la charla de Shterna Grunblatt sobre “Jana, la mujer que nos demostró el poder del rezo” y el Rabino Alejandro Avruj de la comunidad Amijai que centró su charla en sí el hombre puede cambiar su destino.

Para festejar la llegada del 5778, la comida fue un factor fundamental, por eso había muchos food trucks con propuestas innovadoras y en muchos casos gourmet, y en el taller de cocina judía a cargo de Nelson Wejkin, el público pudo llevarse la receta del leicaj (budín de miel) para preparar para la cena de Rosh Hashaná esta semana.

Este año Limud BA está cumpliendo 10 años. Es por eso que Liliana Tanenbaum integrante del staff de Limud dialogó con la Cadena Judía de Información Vis a Vis y aseguró: “Limud es puerta una giratoria, no es necesario que te afilies, si nos querés donar, mejor, pero que nadie se sienta con obligación, sino que simplemente venga a pasarla bien”.

Para cerrar el Rosh Hashaná Urbano, un amigo de la casa como Roberto Moldavsky fue el encargado durante más de media hora de sacarle risas a todo el público que se agolpó para verlo. El humorista con su perspicacia y talento se permitió entrevistar a Matías Tombolini, quien se encontraba entre el público. El economista, que es candidato a diputado nacional por 1 País por la Capital Federal, en ese intercambio, por momentos grotesco, le siguió el juego a Moldavsky y sacó varias carcajadas del público.

El cierre musical estuvo a cargo de Kef.

Sin comentarios

Deje una respuesta