Los promotores de la ley argumentan que es una medida para contrarrestar el resurgimiento del extremismo neo fascista en Italia, mientras que los opositores claman que es una coartada a la libertad de expresión.

La cámara baja del congreso italiano aprobó la semana pasada una propuesta de ley para prohibir cualquier tipo de simbología fascista en el país europeo, impulsada por el Partido Nacional Democrático, el partido regente.

Aprobada en la cámara baja, ahora pasaría al Senado, la cámara alta y se espera que para finales de la actual legislatura sea aprobada para que se promulgue.

Por lo que las famosas botellas de vino con la imagen de Hitler o Mussolini quedarían prohibidas en cuanto la ley entre en vigor. Penas de hasta dos años de prisión están enmarcadas en la ley para a aquel que la infrinja.

Hasta ahora solamente se tenía por prohibida cualquier tipo de propaganda que se relacionara directamente con el Partido Nacional Fascista de Mussolini, pero el objetivo de esta propuesta es ampliar el espectro de todo aquel elemento que sea de índole extremista.

Los partidos de oposición han reclamado al Nacional Democrático que esta medida solo coartará la libertad de expresión.

“Esta ley no ataca las libertades personales, sino que actuará como un freno en contra de la regurgitación neo fascista y de un regreso de la ideología de extrema derecha” comentó Emanuele Fiano, el promotor de la ley.

El culto a Mussolini permanece en diversos estratos de la población italiana hasta el día de hoy.

 

Vía The Times of Israel

Sin comentarios

Deje una respuesta