Mele y su novia Marcela, hoy su esposa, eran janijim en el grupo juvenil Hanoar Hatzioní en Argentina y cuando terminaron la tnuá se fueron a vivir a Israel. Durante 20 años estuvieron viviendo en un kibutz en el Neguev. Allí comenzaron a “echar raíces” y tuvieron 3 hijos: Anat, Karin y Dan.

Hoy una de sus hijas, Karin, es tapa de los principales diarios y portales web del mundo por la ayuda humanitaria que están brindando, junto a 70 rescatistas, como capitana del Ejército de Israel en el área de defensa civil para tratar de salvar la mayor cantidad de personas que se encuentran bajo los edificios tras el terremoto que se sintió en el centro de México.

La Cadena Judía de Información Vis a Vis dialogó en exclusiva con Mele Kvitca, el padre de Karin, para que cuente acerca de los sentimientos que le genera que su hija no sólo esté representando al Estado de Israel en una tarea humanitaria tan noble, sino que a la vez esté ayudando a salvar vidas humanas en México.

Karin terminó la Tzavá, como cualquier joven que vive en Israel, realizó su viaje por Sudámerica y luego estudió la carrera de asistente social. Hace cinco años, durante un conflicto que tuvo Israel con los palestinos, la convocaron desde ejército para integrar este grupo especial de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), en el área de defensa civil, y hoy tiene el rango de “Oficial de Población”: “A nosotros nos da mucho orgullo. En definitiva, es una de las caras lindas que puede mostrar Israel al mundo, y para eso educamos a nuestros hijos: para que sepan dar y hacer lo mejor posible en su profesión y en la vida”

“Sí, se ve poco. Dejando de lado mis ideas políticas, hay muchas de las cosas que se dicen en el mundo, que en parte tienen razón, pero hay muchas ‘caras lindas’ que no se ven”, afirmó Mele refiriéndose a los temas que no son visibles en los medios y a la mal llamada “mala imagen de Israel”.

Durante la amena charla, Mele comentó cuál es la función que tiene su hija dentro del ejército: “Cuando no hay algún conflicto ella entrena a la población civil a través de los municipios o de organizaciones civiles, los prepara para momentos de crisis como una guerra, un terremoto, una inundación, etc. En caso de que exista un conflicto, como en este caso sucedió en México, lo que hace es hacer inteligencia; analiza cuántas personas había al momento del terremoto, dónde estaban ubicadas, en qué lugar estaba la salida. Hace esta investigación para que después los rescatistas sepan qué buscar y cómo buscar”.

Ante la consulta de por qué Karin decidió volcarse a estudiar por asistente social, su padre recalcó: “Le gusta todo el tema de ayuda y servicio a los necesitados y le pareció una buena forma de entrar. Ahora está haciendo una maestría en asesoramiento a las instituciones”.

Por último, resaltó qué valores y capacidades le permitió a Karin afrontar este trabajo como rescatista: “Yo creo que la hizo saltar de ser joven a ser un poco más adulta. Le dio responsabilidades y mucho conocimiento de lo que es la organización y el trabajo pesado”.

Sin comentarios

Deje una respuesta