El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, prometió llevar a la justicia a los responsables del presunto asesinato de un judío en la ciudad árabe israelí de Kafr Qassem, en tanto que la policía y la agencia de inteligencia Shabak continúan investigando el hecho bajo el secreto de sumario impuesto por los jueces.

En su página de Facebook, Netanyahu ofreció sus condolencias a la familia de Reuven Schmerling, de 69 años, del asentamiento de Elkana en Judea y Samaria (Cisjordania), que fue encontrado sin vida en la zona industrial de la ciudad, horas antes del comienzo de la festividad judía de Sucot.

“Quisiera enviar mis condolencias a la familia Schmerling y a la comunidad de Elkana por el asesinato del Reuven Schmerling. Haremos todo lo posible para llevar ante la justicia a quienes han cometido este impactante asesinato. Que su memoria sea bendita”, escribió Netanyahu.

Schmerling, quien estaba a punto de cumplir 70 años, fue encontrado sin vida en la zona industrial de Kafr Qassem con “signos de violencia” en su cuerpo, indicó la policía. Los informes iniciales indicaban que había sido apuñalado repetidamente.

Era padre de cuatro hijos y tenía un negocio de carbón en Kafr Qassem, a media hora de Elkana. Su cuerpo fue encontrado en uno de los depósitos del negocio por su hijo, quien dio aviso a la policía y a los servicios de emergencia.

Los motivos del presunto asesinato aún están siendo investigados; en tanto que el Shabak se ha unido a la investigación. Las fuerzas de seguridad puntualizaron que están analizando todas las posibilidades, incluyendo una posible disputa de trabajo entre Schmerling y sus empleados.

El Shabak señaló que también está revisando si el presunto asesinato fue perpetrado por motivos nacionalistas.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta