La Policía y la Federación de Fútbol israelí negaron que fuese detenido anoche un aficionado que se acercó con un cuchillo a jugadores de la selección española, tal como informaron algunos medios.

“No hubo ningún detenido con un cuchillo”, aseguró una portavoz policial, que señaló que sí se llevaron a cabo detenciones en el estadio “de varias personas muy jóvenes a las que se está haciendo seguimiento”, pero que ninguna de ellas estaba armada.

Previamente, el portavoz policial Micky Rosenfeld señaló que los jugadores de la selección española no corrieron peligro en ningún momento y declaró: “No hubo ningún incidente de seguridad. Se llevaron a cabo las medidas de seguridad habituales anoche, durante y después del partido”.

“No se ha encontrado ningún cuchillo. No se vio a nadie sosteniendo un cuchillo y nadie fue arrestado ni detenido por llevar un cuchillo”, abundó el portavoz de la Federación de Fútbol israelí, Shlomi Barzel.

Las declaraciones tienen lugar después de que los diarios israelíes Yediot Aharonot y Times of Israel asegurasen que seis espectadores israelíes que se lanzaron al césped del estadio al finalizar el encuentro Israel-España (que ganó España 0-1) fueron detenidos y que uno de ellos se había acercado al jugador Isco poco después de dejar caer al suelo un cuchillo.

“Se separó del grupo y se apresuró a acercarse a Isco. Según se acercaba, el cuchillo cayó de sus manos y fue detenido por la Policía antes de alcanzar a Isco”, señaló el Times of Israel.

Esos medios recabaron la información de un miembro del dispositivo de seguridad del estadio, que no fue identificado.

España e Israel jugaron anoche en la fase de grupos de la clasificación al Mundial de Rusia 2018, en una cita en la que hubo un solo gol, de Asier Illarramendi para la Roja.

Israel no participará el próximo año en el mundial, tras ganar solo tres partidos de la clasificatoria: dos contra Liechtenstein y uno contra Albania.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta