En Reino Unido, grupos de judíos, cristianos, musulmanes y seculares lanzaron un proyecto para ayudar a refugiados sirios a construir una sucá dentro de la Mezquita del Este de Londres en el distrito de Whitechapel. “Sucot es la fiesta en la que los judíos viven en cabañas temporales y recuerdan la fragilidad de su existencia”, dijo el rabino Danny Rich, que encabeza el movimiento Judaísmo Liberal. “Espero que los judíos muestren simpatía por aquellos que huyen de la persecución y las perturbaciones”.

En el norte de Israel, una pareja árabe-israelí espera construir puentes

Khalil y Reem Bakly, dos dentistas árabes musulmanes que viven en Natzrat Ilit (Nazareth), invitaron a judíos y árabes a convivir en su enorme sucá que construyeron en su casa. La pareja ordenó comida kosher y llamó a un judío ortodoxo para supervisar la construcción. “Mi sueño es que esto sirva de trampolín para más reuniones de este tipo que ayudarán a fomentar la coexistencia  entre judíos y árabes en este país”, comentó Khalil.

En Tel Aviv, la organización pluralista Beit Tefilá reunió a distintos sectores de la sociedad israelí bajo un mismo techo: ultraortodoxos, reformistas, judíos etíopes y árabes.

Fuente: Jewish Standard / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta