Tras el acuerdo de reconciliación entre Al Fatah y Hamás, el primer ministro, Biniamín Netanyahu, afirmó que cualquier conciliación palestina debe incluir el reconocimiento de Israel y el desarme del grupo terrorista islámico.

“La continua excavación de túneles, la fabricación de misiles y el inicio de ataques terroristas contra Israel son contrarios a las condiciones del Cuarteto (de mediadores para Oriente Próximo: EEUU, Rusia, la ONU y la Unión Europea) y los esfuerzos de Estados Unidos por renovar el proceso político”, declaró en un comunicado, en referencia al movimiento extremista islámico Hamás.

Netanyahu destaca que mientras Hamás no se desarme y continúe promoviendo la destrucción de Israel, “Israel lo considera responsable de todos los actos de terrorismo originados en Gaza”.

Advirtió además a la Autoridad Palestina para que “no permita ninguna actividad terrorista de Hamás en Judea y Samaria (Cisjordania) y Gaza si realmente es responsable de su territorio”.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta