Una de las principales figuras del negacionismo alemán, Ursula Haverbeck, de 88 años, apodada por la prensa como la “abuela nazi”, fue condenada hoy a seis meses de prisión por declaraciones que negaban el Holocausto. Pena que se suma a varias anteriores no ejecutadas mientras se resuelven los recursos que ha presentado.

En esta ocasión Ursula Haverbeck ha sido sancionada delante de un tribunal de Berlín por haber declarado públicamente en enero de 2016 en un restaurante de la capital que el genocidio de los judíos por los nazis jamás había existido -“lo que dirían cada vez más y más judíos”, dijo- y que no había habido nunca cámaras de gas en Auschwitz -donde “no fueron asesinados ni millones ni cientos de miles”, añadió-.

En el bar, Haverbeck desafió los hechos, argumentando que ella sólo había citado los extractos de un libro.

La octogenaria, que inmediatamente anunció su intención de apelar, había sido filmada haciendo estas declaraciones.

Su última condena databa del año pasado, cuando un juzgado de Verden (norte de Alemania) la sentenció a dos años y seis meses de cárcel por negar también el Holocausto.

Su próxima cita con la Justicia será dentro de un mes, en la Audiencia provincial de Detmold (oeste), donde se estudiará el recurso que presentó contra la condena de ocho meses de prisión que le impuso un juzgado de la ciudad también el año pasado.

La anciana, que estuvo casada con el ex funcionario nazi Werner Georg Haverbeck, fue condenada entonces por enviar una carta al alcalde de Detmold, Rainer Heller, en la que afirmaba que el campo de exterminio de Auschwitz fue un campo de trabajo.

En la ciudad se estaba juzgando a un antiguo guardia de Auschwitz, Reinhold Hanning, de 94 años, por complicidad en 170.000 casos de asesinato, y el proceso motivó a la octogenaria a redactar esa carta.

Hanning fue condenado a cinco años de cárcel por complicidad en los crímenes del nazismo, pero murió el pasado mes de mayo mientras aún estaban pendientes de resolución por parte del Tribunal Supremo los recursos presentados contra esa sentencia.

Otras condenas

Ursula Haverbeck ha sido condenada en varias ocasiones por hechos similares. Sin embargo, nunca ha estado tras las rejas: ha apelado sistemáticamente a todas sus condenas y ninguno de los procedimientos ha llegado a la etapa de condena irrevocable.

Fue condenada a 10 meses de prisión en 2015 por haber declarado que el Holocausto era “la mayor mentira de la Historia”.

En 2009, fue condenada con una multa de 2.700 euros por haber amenazado al presidente en aquel momento del Consejo central de los judíos de Alemania

Sobre su sitio web, lo presenta como un lugar de “revisionismo histórico” y se jacta de ser una “combatiente intrépida por la verdad”.

Según trabajos serios de Historia, alrededor de 1,1 millones de personas, entre los que se encontraban un millón de judíos, perecieron entre 1940 y 1945 en el cambio de Auschwitz-Birkenau. En total, fueron seis millones de judíos los que fueron exterminados por los nazis.

Sin comentarios

Deje una respuesta