Jason Greenblatt, enviado especial del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, emitió su primer reacción al acuerdo de reconciliación entre Hamás y Fatah (partido que controla la Autoridad Palestina (AP), diciendo que cualquier gobierno palestino debe comprometerse sin ambigüedades y en forma explícita con las condiciones establecidas por el Cuarteto, a saber: abstenerse de recurrir a la violencia, reconocer a Israel y aceptar los acuerdos previos, incluyendo el desarme de terroristas y el compromiso con la paz. “Si Hamás quiere jugar un rol en el gobierno palestino, debe aceptar estos requisitos básicos”, escribió Greenblatt.

El enviado de Estados Unidos agregó que todas las partes están de acuerdo en que es esencial que la Autoridad Palestina asuma la seguridad y el control civil en la Franja de Gaza en forma total, genuina y sin colocar obstáculos. Es esencial que “trabajemos juntos para mejorar la situación humanitaria para los palestinos que allí viven” acotó Greenblatt.

La semana pasada Hamás y la AP firmaron un acuerdo en el Cairo, bajo mediación egipcia, para poner fin a diez años de división política desde el momento en que el grupo terrorista Hamás expulsara de la Franja en 2007 a las fuerzas de Mahmoud Abbás y tomara el control, separando a Gaza de Cisjordania.

El gabinete de seguridad israelí decidió durante una reunión llevada a cabo el día martes que Israel no entablará negociaciones políticas con un gobierno de unidad palestino, si ese gobierno se establece después del acuerdo de reconciliación entre Hamás y Fatah, manifestó un portavoz de la oficina del primer ministro.

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, dijo el lunes que Israel no reconocerá ni aceptará el acuerdo de reconciliación entre Fatah y Hamás, aunque no intentará evitar su implementación ni romper las relaciones con la Autoridad Palestina.

Por otra parte, el principal negociador de Hamás, Saleh al-Arouri, en declaraciones en El Cairo, realizadas inmediatamente después de haberse firmado el acuerdo, expresó que Hamás firmó el acuerdo para que las fuerzas palestinas puedan “trabajar juntas contra la entidad sionista”.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta