El traspaso de Neymar al París Saint Germain batió todos los récords en la historia de las transferencias en el mundo del fútbol este verano. Fueron 222 millones de euros que fueron a las arcas del Barcelona, pero según pasa el tiempo se van descubriendo ‘picos’ en comisiones que bañaron en oro a intermediarios.

Como el suculento bonus que se llevó Pini Zahavi. Este agente israelí fue una pieza clave en las reuniones entre el entorno de Neymar y el club francés, según publica L’Equipe este martes. Zahivi reside en Londres desde hace años y fue designado como el intermediario con el padre de Neymar. Su labor resultó ser un éxito y prueba de ello es que el 4 de agosto, día de la presentación de Neymar, era una personalidad más en el Parque de los Príncipes.

Gracias a ese trabajo, el agente de 74 años se embolsó una cantidad que ronda los doce millones de euros y por el cual se ha convertido en el músculo fuerte del club para las próximas grandes operaciones.

La carrera de este representante comenzó en 1979. Su primer ‘trabajo’ fue llevar al defensa israelí Avi Cohen desde el Maccabi Tel Aviv al Liverpool por unos 225.000 euros.

Ferdinand y Abramovich le catapultaron al éxito

Desde entonces su carrera fue ascenso. Rio Ferdinand es uno de los jugadores que le catapultaron a la fama ya que él se encargó de llevarle del West Ham al Leeds United y años después cerró su traspaso al United. Entre las dos operaciones movió 54 millones de euros. Una cantidad desorbitante a principios del siglo XXI. Zahivi también ganó bastante con el ex defensa: 1,3 millones.

Pero el salto definitivo lo dio en 2003 de la mano de Abramovich. El magnate ruso adquirió el Chelsea y el israelí se estima que ganó 5,6 millones de euros con los fichajes realizados el primer año.

Ahora vivirá entre Londres y París, dirigiendo grandes operaciones para el Chelsea y para el Paris Saint Germain, dos clubes dirigidos por multimillonarios.

AS

Sin comentarios

Deje una respuesta