El judoka israelí Tal Flicker obtuvo la medalla de Oro frente a Nijat Shikhalizada (Azerbaiyán) en la categoría de 66 kg en Abu Dabi este jueves, pero con una particularidad: a la hora de la premiación, no alzaron la bandera de Israel ni entonaron el himno nacional (Hatikva), que es lo habitual para agasajar al campeón del torneo.

Durante la premiación, y mientras el himno de la Federación Internacional de Judo resonaba y su bandera se izaba, Flicker cantó emotivamente a capela el Hatikva.

Del lado femenino, la judoka Gilli Cohen obtuvo el bronce en Abu Dabi y sucedió lo mismo: la bandera de Israel fue sustituida por la de la Federación durante la ceremonia de premiación.

La semana pasada, las autoridades del torneo de judo en Abu Dabi advirtieron al equipo israelí las condiciones con las que solamente podrían participar: no usar la bandera de Israel en sus uniformes, y en caso de que se obtuviera el oro, no se entonaría el himno nacional de Israel.

A cambio de ello, los israelíes participarían bajo la bandera de la Federación Internacional de Judo y el himno por entonarse en caso de premiación sería el de la misma Federación. Así es como hoy se han cumplido estas condiciones.

 

Vía Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta