Horas después de que Israel supuestamente usara el espacio aéreo libanés para atacar objetivos de Hezbolá en Siria, Michel Aoun dice que todos los libaneses ‘están listos para resistir’ un ataque israelí.

Horas después de que Israel supuestamente atacara objetivos de Hezbolá en Siria, el presidente libanés Michel Aoun advirtió que todos los ciudadanos de su país están dispuestos a luchar contra Israel en una guerra futura.

Todos los libaneses están preparados para luchar contra Israel“, dijo Aoun al periódico kuwaití Al-Rai el jueves. “Sí, somos un país pequeño, pero hemos restablecido nuestra unidad nacional, y parte de eso es la oposición unida a cualquiera que ataque a nuestro país“.

Aoun agregó “no creo que haya guerra con Israel, porque Israel no ganaría esa guerra. Todos los libaneses están listos para resistir“.

Las autoridades israelíes han expresado su preocupación por la creciente presencia y armamento del grupo terrorista Hezbolá y su patrocinador, Irán, a lo largo de las fronteras israelíes con Líbano y Siria.

Además de realizar ataques aéreos ocasionales contra objetivos de Hezbolá en Siria, Israel también está trabajando para reforzar las defensas contra Hezbolá reforzando el muro de contención a lo largo de su frontera norte con Líbano.

El miércoles, el presidente del parlamento libanés advirtió a Israel que su muro fronterizo reforzado viola la soberanía libanesa y lo acusó de invadir el santuario religioso del Profeta Ibrahim en el área fronteriza de Shebaa Farms, que se encuentra en el lado israelí de la Línea Azul que separa Israel y Líbano, pero es reclamado por el Líbano como parte de los Altos del Golán sirios.

Tales ataques son una violación flagrante de la soberanía del Líbano y requieren una comunicación rápida con las organizaciones internacionales para ponerles fin“, dijo Nabih Berri, según el sitio de noticias Naharnet.

Un miembro del grupo terrorista Hezbolá sostiene banderas libanesas y de Hezbolá durante un recorrido de prensa cerca de la ciudad fronteriza de Arsal el 25 de julio de 2017. (AFP Photo / Stringer)

Hezbolá es más poderoso que el ejército libanés y tiene asientos en el gabinete y el parlamento. El grupo también dirige una cadena de escuelas, hospitales y organizaciones benéficas que brindan servicios en áreas donde goza de apoyo popular.

Israel cree que la organización emplea una fuerza de aproximadamente 25,000 combatientes a tiempo completo – 5,000 de los cuales se sometieron a entrenamiento avanzado en Irán – con al menos otros 20,000 combatientes en unidades de reserva.

Hezbolá se jacta de poseer aviones no tripulados de ataque, sistemas de defensa aérea, vehículos blindados de transporte de tropas e incluso tanques. También se cree que tiene el misil Yakhont tierra-mar, con el que puede amenazar a los buques de la Armada israelí.

Se cree que Hezbolá posee entre 100,000 y 150,000 proyectiles, la mayoría de ellos de corto alcance. Los funcionarios israelíes evalúan que en una guerra futura, el grupo podrá mantener un índice de disparos de más de 1.000 misiles por día.

Los líderes del grupo amenazan con atacar o destruir a Israel de manera regular, mientras que los líderes israelíes han advertido que en una ronda de hostilidades en el futuro no distinguiría entre Líbano y Hezbolá.

La noche del miércoles por la noche, los medios libaneses informaron que los aviones israelíes destruyeron una instalación de armas en el oeste de Siria desde el espacio aéreo libanés oriental.

FDI se negó a comentar sobre el presunto ataque, de acuerdo con su política de no reconocer incursiones transfronterizas.

Sin embargo, Israel ha dicho en repetidas ocasiones que frustrará los intentos de Hezbolá de adquirir armamento avanzado adicional.

Fuente: The Times of Israel – Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta