El Museo del Holocausto no fue el único participante en la 14° edición de Noche de los Museos, el Centro  Ana Frank, el Museo Judío de Belgrano, el Museo Judío de la calle Libertad y la Sociedad Hebraica Argentina se sumaron a esta iniciativa cultural con diferentes propuestas interesantes para distintas edades.

El Centro Ana Frank con una gran cantidad de jóvenes que daban la vuelta a la manzana esperando poder ingresar a recorrer la réplica de la casona en la que estuvo viviendo esta niña judía holandesa junto a su familia.  Jóvenes de todas las edades interesados en la temática del Holocausto pudieron vivenciar a través de sus guías la experiencia que vivió Ana. Al igual que el museo tuvieron charlas con sobrevivientes y con una sobreviviente de la dictadura militar Argentina, dado que hace algunos años, la Casa de Ana Frank incorporó la temática de la dictadura en una muestra especial

Julio Toker, presidente de la Asociación Amigos del Centro Ana Frank dialogó con la prensa comunitaria durante la realización de la Noche de los Museos: “Afortunadamente nuestra institución esta creciendo. El target de edad de este año a diferencia del año pasado es mucho más joven. Además, hemos conseguido de Amsterdam la autorización para convertir la entrada de coches de esta casa-museo en el primer teatro Ana Frank del mundo. Eso no lo se lo permiten a ningún país, pero atento a nuestro trabajo en este tiempo nos lo han otorgado”. 

Otra de las entrevistadas fue la sobreviviente Mónica Dawidowicz que brindó sus testimonio a los miles de jóvenes que se acercaron a Superí 2647: “Yo comparto mi actividad entre la Casa de Ana Frank y el Museo de la Shoá. Todo el que este dispuesto a trabajar por el esclarecimiento de la Shoá me va a encontrar”. Con respecto al nuevo Museo del Holocausto que se planea inaugurar, la Cadena Judía de Información Vis a Vis le preguntó que cosas no deben faltar en la exposición: “Yo creo que medianamente tiene que estar la cronología de los eventos. En segundo lugar, tiene que ser clara y accesible a todo el mundo, y obviamente tiene que ser muestra que las personas salgan entendiendo de qué se trató y comprendiendo de que eso nunca más pueden suceder”. 

Luego, el recorrido continuó por el Museo Judío de Belgrano donde se mostraban las costumbres de las festividades y obras de arte relacionadas. El Museo Judío ubicado en la calle Libertad que se encontraba la curadora del museo, Lic. Liliana Olmeda de Flugelman comentó que por primera vez estaban exponiendo las obras de Remo Bianchedi sobre la Kristallnacht que la donó al museo, y además en el auditorio estaban expuestos siete pinturas, seis de acuarela y una de oleo, del artista Mauryci Minkowski, un pintor polaco que Estudio en la Academia de Bellas Artes de Cracovia, y lo enviaron como corresponsal del diario Schviat de Varsovia a las ciudades judías destruidas por los pogroms. El eximio artista falleció en Buenos Aires en 1930 después de haber realizado una gran exposición recomendado por Julio Payró que lo conoció en Bélgica como corresponsal de La Nación.

La última institución que brindó una programación especial en la Noche de los Museos fue la Sociedad Hebraica Argentina que por quinto año consecutivo participa de esta actividad organizada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En su programación estuvo el Coro SHArim dirigido por Sebastián Barros, la bailarina Leticia Mazur que interpretó la danza de la “Jugadora muda en bata” junto con el baterista Martín Minervi que actuaba de contrapunto. También se presentó un concierto de la Sinfonietta Juvenil Hebraica a cargo de la Mtra. Bracha Waldman y cerraron la jornada, con una enorme cantidad de público y ovacionados, los tenores Jorge Arnaldo Quiroga del Coro Estable del Teatro Argentino y el reconocido Miguel Ángel Drappo que estuvo durante 25 años en el Elenco Estable del Teatro Colón. Los teneros deleitaron al público con arias de óperas famosas como: “La donna e mobile”, “Va Pensiero”, “Nessun Dorma” y el Brindis de la Traviatta de Giuseppe Verdi. Además realizaron un repertorio de música popular combinado con música española.

Gerardo Mazur, director del Departamento de Cultura de SHA dialogó con los medios comunitarios relatando lo que fue una jornada exitosa, en la que además, se realizaron visitas guiadas a los murales que fueron declarados Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires.

Sin comentarios

Deje una respuesta