Los pacientes con síndrome de enclaustramiento eran incapaces de comunicarse debido a enfermedades como la ELA.

Ahora existe EyeControl, un dispositivo compacto y accesible que permite a estas personas utilizar sus ojos para expresar palabras y emociones.

Un invento israelí que cambia la vida y le da voz a pacientes que no pueden comunicarse.

Sin comentarios

Deje una respuesta