La Cámara de Diputados de la Nación junto a Generaciones de la Shoá y el Museo del Holocausto  homenajeó el 1 de noviembre al sobreviviente Jack Fuchs (Z´L) que falleció el 25 de agosto de este año a los 93 años de edad. El acto se llevo a cabo en el Auditorio del Anexo de Diputados.

La diputada nacional por Cambiemos Cornelia Schmidt Liermann fue la encargada de promover, desde el área de cultura de la cámara de diputados, este homenaje  a la memoria de Jack Fuchs. En primer lugar pasaron un extracto de un documental llamado “El árbol de la muralla” de Tomás Lipgut en donde se lo mostró a Jack tal cual era en su vida cotidiana.

La primera en tomar la palabra fue la diputada nacional e integrante de relaciones internacionales y cultura de la cámara baja quien le agradeció a la familia por estar presente en este homenaje. También en su discurso destacó: “La palabra Shoá, exterminio y Holocausto no define su contemporaneidad (…) Me preguntó si estamos educando al ciudadano”.

Por su parte, el embajador de Alemania en Argentina, Jürgen C. Mertens aseguró: “Jack Fuchs dedicó su vida en la Argentina a explicar lo inexplicable”, y en el mismo sentido aseveró que Alemania tiene la responsabilidad histórica de promover acciones que busquen una reparación histórica por lo sucedido durante el Tercer Reich. En la misma sintonía el agregado de Cultura de la Embajada de Israel, Yossi Zilberman remarcó que el legado de este sobreviviente que tuvo que atravesar tres campos de concentración continúa vivo, y subrayó la importancia que hoy tienen combatir contra el antisemitismo para que nunca más existan historias como las que tuvo que atravesar Fuchs.

Uno de los momentos más emotivos de este homenaje estuvo a cargo de Jonathan Karszenbaum que conoció a Jack, como él lo llama, cuando era director ejecutivo de Generaciones de la Shoá y comenzó a ir a su casa una vez por semana. Karszenbaum aseguró que en esas charlas de lo que menos hablaban era del horror que vivió, sino que se referían a situaciones del presentes. El actual director ejecutivo del Museo del Holocausto en una extensa carta emotiva relató las vivencias que le dejó Fuchs de esos encuentros y la forma particular en la que este analizaba la realidad y se interpelaba las frases hechas, las odiaba, según el orador.

Luego, la presidenta de Generaciones de la Shoá, en el mismo sentido que Karszenbaum, contó vivencias que tuvo con Jack a quien destacó como un hombre con un sentido del humor maravilloso, pero al mismo tiempo, una persona que siempre se oponía al pensamiento de todos, solo para llevar la contra y obligarte a pensar, según relató Diana.

Sobre el cierre del acto, una de sus cinco nietas, Florencia Kijak le dedicó unas emotivas palabras. Lo recordó como un amigo que siempre estaba dispuesto a escuchar y a brindar enseñanzas sobre la vida. Luego, la Cornelia Schmidt Liermann le entregó una placa a la familia.

En el homenaje estuvieron presentes el presidente del Centro Simón Wiesenthal, Fernando Sokolowicz; el juez Franco Fiumara; Guillermo Yanco, vicepresidente del Museo del Holocausto; Ariel Cohen Sabban, presidente de DAIA; Jaime Jacubovich y el escritor Uki Goñi.

Sin comentarios

Deje una respuesta