El fin de semana pasado se votaron 10 resoluciones contra Israel en la ONU en las cuales hay un cambio significativo por parte de América Latina y en particular México, ya que en cuatro de ellas se abstuvo, rompiendo con una larga tradición en la que había votado en contra de Israel.

“Un cambio que apreciamos mucho”: Jonathan Peled

Pero México no fue el único país latinoamericano que cambió su voto, ya que  Brasil también se abstuvo en una y Honduras y Paraguay votaron en contra en dos de estas resoluciones.

Se nota en cierta manera que la visita del primer ministro Benjamin Netanyahu aquí en el continente ha mostrado otra cara de América Latina.

En entrevista con Enlace Judío, Jonathan Peled, embajador de Israel en México explicó que hay 19 resoluciones idénticas en contra de Israel que cada año en noviembre se votan en la ONU. Cada año, desde hace cerca de 30 años.

México, el último año, cambió su voto en 1 o 2 bajo petición y solicitud de Israel, pero este fin de semana cambió en 4, “un cambio que apreciamos mucho”, dice Peled.

“Este cambio se debe a una solicitud por nuestra parte al gobierno de México a través de una amistad a largo plazo. México siempre ha votado en contra de Israel de una manera casi automática, pero esta vez han tomado más en serio su evaluación sobre estas resoluciones”.

“Y hay más por venir ya que se votaron por ahora 10 resoluciones, pero hay otras 9 en total que se votaran en las próximas semanas”.

El gobierno de Israel ha tomado la decisión de acercarse a América Latina y como prueba está la visita del primer ministro Netanyahu a Argentina, Colombia y México.

Aquí, lo importante es que México y América Latina han cambiado su voto automático en contra de Israel. Esto es de alguna manera un signo de nuestra estrecha relación y se ve que se puede ser más equilibrado en su patrón de voto.

Hay entonces un cambio positivo en cuanto a la posición de América Latina y México sobre sus resoluciones automáticas contra Israel.

“Creo que existe una combinación de cosas”, dice Peled. “En primer lugar, es una decisión del presidente de México. Segundo, tenemos la visita del primer ministro Netanyahu y tuvimos una misión importante de rescatistas de Israel para ayudar a México después del terremoto. Y en tercer lugar una relación creciente en la inversión en el campo económico”.

“Estamos en un muy buen momento en la relación bilateral entre ambos países y creo que México de alguna manera lo entiende y lo aprecia. A mí me parece natural y obvio que si vinieron los rescatistas, acudió a México el primer ministro y hay una inversión más grande, es por lo que México muestra un signo positivo hacia Israel”.

“También hemos acordado hacer una cooperación trilateral con México con un encuentro en la Amexcid en Panamá. Es una manera en la que ambos países pueden ofrecer ayuda a otros países, en este caso a Centroamérica”.

“Siempre hemos querido que la buena relación bilateral se refleje en la manera en que México vote en organizaciones internacionales y por lo tanto apreciamos mucho este último acontecimiento de que México se abstuvo de votar en 4 resoluciones de la ONU este fin de semana”.

Cuatro resoluciones

Las cuatro resoluciones a las que hizo referencia el Embajador fueron:

Por 156 votos a favor contra 7 en contra (Canadá, Israel, Islas Marshall, Estados Federados de Micronesia, Nauru, Sudán del Sur, Estados Unidos), y 8 abstenciones (Camerún, Côte d’Ivoire, Guinea Ecuatorial, Ghana, Honduras, México, Paraguay, Togo) – se aprobó un proyecto titulado “Personas desplazadas como resultado de las hostilidades de junio de 1967 y subsiguientes”.

El proyecto titulado “Propiedades de los refugiados de Palestina y sus ingresos”, por 158 votos a favor y 7 en contra (Canadá, Israel, Islas Marshall) , Estados Federados de Micronesia, Nauru, Sudán del Sur, Estados Unidos), con 8 abstenciones (Camerún, Côte d’Ivoire, Guinea Ecuatorial, Honduras, México, Paraguay, Islas Salomón, Togo).

Además del proyecto de “Personas desplazadas como consecuencia de las hostilidades de junio de 1967 y subsiguientes” (documento A / C.4 / 72 / L.18), aprobó ese texto en votación registrada por 156 votos a favor y 7 en contra (Canadá , Israel, Islas Marshall, Estados Federados de Micronesia, Nauru, Sudán del Sur, Estados Unidos), con 8 abstenciones (Camerún, Côte d’Ivoire, Guinea Ecuatorial, Ghana, Honduras, México, Paraguay, Togo).

Y el proyecto de “propiedades de los refugiados de Palestina y sus ingresos” (documento A / C.4 / 71 / L.20) en votación registrada de 158 votos a favor y 7 en contra (Canadá, Israel, Islas Marshall). , Estados Federados de Micronesia, Nauru, Sudán del Sur, Estados Unidos), con 8 abstenciones (Camerún, Côte d’Ivoire, Guinea Ecuatorial, Honduras, México, Paraguay, Islas Salomón, Togo).

Reportes falsos sobre Luis Videgaray Caso

En los últimos días distintos medios de comunicación han reportado una supuesta llamada ocurrdida entre el Embajador de Israel en México, Jonathan Peled, y el Ministro de Relaciones Exteriores Luis Videgaray Caso, información que es, cuando menos, imprecisa. Las fuentes de esta información parecen ser sitios en árabe, como el palestino Ramallah News, quien  publicó el 11 de noviembre que “El ministro de exteriores de México, Luis Videgaray Caso, informó al embajador de Israel Yoni Peled en su país sobre la decisión de su gobierno de cambiar su voto en todas las resoluciones relacionadas al tema palestino”.

El sitio Al-Sharq Al-Awsat parafraseó la información de Ramallah News diciendo que “El ministro de exteriores Luis Videgaray Caso entró en contacto con el embajador Yonatan Peled para comunicarle que México decidió cambiar su votación en todas las próximas votaciones relacionadas al tema israelí”.

El embajador Peled aclara que esto no correcta ni preciso: “Yo quiero aclarar que a mí no me llamó el canciller Videgaray Caso. Y en segundo lugar nadie me llama “Yoni”, está escrito incorrectamente”.

“Lo que sí es que hablé la semana pasada con uno de los subsecretarios de asuntos multilaterales SRE para hablar respecto de las votaciones importantes; nos consultamos mutuamente”.

“Este supuesto reporte de que el canciller me pidió cambiar el voto es más una cuestión de que vieron que México no votó a favor de esas resoluciones y de ahí salió esa idea”.

¿Si hay cambio de gobierno en 2018, habrá cambio de intención de voto? , se le preguntó al embajador.

“La relación entre México e Israel es una relación basada en valores comunes e intereses compartidos y una amistad entre ambos pueblos, no obstante de los gobiernos que están en función, por lo cual confiamos que la buena relación política, económica y cultural entre ambos países seguirá también en el futuro”, concluyó Peled.

Sin comentarios

Deje una respuesta