El LLAMAMIENTO Argentino Judío repudia de modo taxativo los comentarios judeofóbicos expresados por la periodista, Úrsula Vargues, quien afirmó que: “Los judíos gobiernan, hace mucho, el mundo de las comunicaciones. No entiendo por qué nombrarlos los lastima”.
El comentario xenófobo aparece como el resultado del empoderamiento de los sectores más fascistas de nuestra sociedad que se sienten avalados por el modelo discriminatorio que hoy gobierna política y culturalmente nuestro país. La apertura de“La Caja de Pandora” prejuiciosa, racista y estigmatizadora —coherente con la cultura política de la derecha vernácula— es la misma que permite y avala su banalización, como claramente quedó expuesto hace unos días por parte del diputado de Cambiemos Waldo Wolff en su denuncia contra el dirigente político Leopoldo Moreau.
En un nuevo capítulo de este procedimiento falaz, Alfredo Leuco y su hijo acusaron al productor radial de Víctor Hugo Morales, Julián Capasso, de proferir insultos antisemitas, a los que numerosos testigos presenciales aseguran como inexistentes.
Asimismo, observamos con preocupación la liviandad de criterios y acusaciones expresados por la DAIA —sin la verificación correspondiente de los hechos— que parece más interesada protagonizar y perpetuar un reclamo que la verdadera y decidida acción de combatir el antisemitismo, la xenofobia y la discriminación.
El LLAMAMIENTO expresa su más profundo repudio a los dichos de Vargues. Exige la rápida intervención del INADI y advierte a la sociedad acerca de la repetida y espuria utilización de una problemática tan dolorosa y trágica como la judeofobia, que de ninguna manera puede ni debe ser manoseada por quienes históricamente han sido –curiosamente— los primeros responsables en instaurarla.
 Tambien la agrupación El LLAMAMIENTO Argentino Judío había repudiado la repetida utilización del “antisemitismo” como justificación para la confrontación política. “El legislador Waldo Wolff, uno de los voceros más fundamentalistas de la derecha argentina, ha acusado públicamente al diputado Leopoldo Moreau de ser portador de discursos judeofóbicos, tergiversando aviesamente el debate planteado por el dirigente del Movimiento Nacional Alfonsinista” dice Llamamiento Argentino Judío.
En una carta documento enviada por Wolff a Moreau, el exdirigente de la DAIA (que preside el grupo de parlamentarios judíos organizado en torno al Congreso Judío Mundial, y acompañante en diciembre pasado de la ministra Patricia Bullrich a un Congreso y exposición de aparatología bélica realizado en Tel Aviv) utiliza nuevamente la sensible temática del antisemitismo, en este caso, para difamar a Moreau.
En la misiva dirigida a Leopoldo Moreau —de la que la DAIA se hace eco—, el legislador de Cambiemos asocia la agencia de inteligencia israelí a la identidad judía, confundiendo a la opinión pública acerca del significado real de la judeofobia: se puede pertenecer al Mossad sin ser judío. De hecho, una de las tareas centrales de todos los organismos de inteligencia consiste en cooptar a actores de otras nacionalidades. El antisemitismo —que Wolff intenta constituir como un escudo político— no puede ni debe ser utilizado como subterfugio para defenderse, ni para agraviar a quien se expresa sobre aspectos asociados a lo jurídico y/o lo político.
El LLAMAMIENTO rechaza terminantemente la adulterada y espuria utilización que Waldo Wolff y la DAIA hacen de la temática discriminatoria contra los judíos, al tiempo que participa del merecido desagravio a Leopoldo Moreau, quien en sus cuatro décadas de militancia política ha dejado en claro su apego a los valores del respeto a la diversidad, el pluralismo y a los valores democráticos.
Quienes son los integrantes de LLamamiento Argentino judío:
En su sitio web  llamamiento.net se identifican de la siguiente manera “Somos una institución integrada por mujeres y hombres argentinos y judíos, deseosos de contribuir a la profundización de la democracia, la equidad social y la soberanía para todos los habitantes del país. Estamos políticamente comprometidos con las tradiciones nacionales, populares y democráticas de la República Argentina. Representamos a los sectores de la colectividad judía que se sienten progresistas; por lo tanto, bregamos por un judaísmo plural que dé cabida, sin ningún otro requisito, a quienes se sientan identificados con cualquier elemento que los vincule con la tradición y la cultura judías. Nos sentimos parte de la Patria Grande y nos identificamos fuertemente con las perspectivas de género”.

Sin comentarios

Deje una respuesta