El titular de Energía, Yuval Steinitz, reconoció en una entrevista a la radio del Ejército (Galei Tzáhal) que Israel ha tenido contactos con Arabia Saudita, en lo que significa la primera ocasión que un ministro del país lo admite abiertamente.

“Puedo explicar que tenemos lazos, que están en parte encubiertos, con muchos países árabes y musulmanes. Y normalmente es el otro lado el que está interesado en mantener silencio. Con nosotros no suele haber problema”, respondió Steinitz al ser preguntado por qué Israel esconde sus vínculos con Arabia Saudita.

“Respetamos los deseos de la otra parte cuando los vínculos se están desarrollando, ya sea con Arabia Saudita o con otros países musulmanes, y hay mucho más, pero lo mantenemos en secreto”, declaró el ministro.

Es la primera vez que un miembro del Ejecutivo en funciones reconoce los lazos con Arabia Saudita, país con el que no tienen relaciones diplomáticas, baluarte del Islam suní radical y con quien comparte un enemigo común, el régimen iraní.

Durante la entrevista, el ministro volvió a señalar a Irán como “la mayor amenaza de la región”.

Israel tiene entre uno de sus principales objetivos estratégicos frenar la creciente influencia de Irán en la zona, y en concreto a través de su aliado en Líbano, el grupo terrorista chií Hezbollah.

Las palabras de Steinitz se producen después de que el jefe del Estado Mayor, Gadi Eizenkot, diese la primera entrevista de un jefe del Ejército de este país a un medio saudita, Elaph, en la que se ofreció a compartir inteligencia con Arabia Saudita para frenar la influencia de Irán.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta