La actriz judía israelí Natalie Portman reveló su experiencia personal sobre el acoso y el antisemitismo que sufrió en Hollywood, en una plática en un evento de Los Angeles.

“Cuando he escuchado como se ha descubierto todo, pienso ‘Wow, soy muy afortunada de no haber pasado por esto’. Y entonces, reflexionando, pienso también en que no, nunca me han atacado sexualmente, de ninguna manera, pero que he sufrido discriminación o acoso en casi todos los trabajos que he tenido de alguna manera.

“Comencé a pensar y no tengo una historia en la que pensar: tengo 100 historias. Y creo que mucha gente tiene estas estimaciones consigo mismos sobre las cosas que solamente tomamos por aceptadas como si fueran parte del proceso”, aseveró Portman.

Una de las experiencias que relató ante el público reunido en el Vulture Festival L.A. fue una ocasión en la que un productor la invitó a volar junto con su personal en un jet privado hacia un lugar donde se dirigían todos. En cuanto llegó a la cita para despegar resultó que solo viajarían ella y el productor, ante lo cual dijo sentirse muy incómoda durante todo el viaje, pero que afortunadamente no sufrió de ningún abuso.

Portman también reveló que cuando era más joven y en sus primeros años como actriz, nunca quiso aceptar roles que la terminaran por volverla en un mero objeto ante la pantalla, como aquellos donde hubiera escenas de besos o de sexo, sobre todo debido a la reacción que el público tendría sobre ella.

“Cuando eres defensiva como una mujer, en contra de que te vean de esa manera, de que dices ‘No quiero’, ¿qué es lo que cerramos de nosotras mismas o achicamos en nosotras mismas debido a que nos protegemos a nosotras mismas?”, se preguntó ante la audiencia.

La predominante presencia de hombres en los sets de filmación también fue señalada por Portman, en los que dijo que a veces llegó a ser la única mujer rodeada de solamente varones.

Este último aspecto en su consideración parece algo “estratégico” por parte de los varones que quieren aislar a las mujeres de otras mujeres para que no puedan reaccionar ante los posibles casos de acoso o abuso.

Portman alabó la conducta y trabajo de directores con los que ha trabajado como Pablo Larraín, Darren Aronofsky o Mike Nichols, pero comentó de una mala experiencia con un director que terminó por decirle que era una mujer “agotadora” mientras ella trataba de hablarle sobre su trabajo en la filmación, cosa ante la cual un compañero de set la defendió.

 

Vía Vulture / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta