Fuerzas de la Guardia de Frontera de Israel detuvieron a un palestino de 16 años que intentó eludir la inspección de seguridad en un puesto de control que conduce a la Tumba de los Patriarcas, en la ciudad cisjordana de Hebrón, en Judea y Samaria, según anunció la policía.

Los oficiales le pidieron que levantara su camiseta y descubrieron que tenía un cuchillo oculto en su ropa interior, señala el comunicado policial.

Un incidente similar tuvo lugar ayer cuando la policía detuvo a un palestino de 17 años en el mismo lugar y que también escondía un arma blanca.

En ambos casos, los jóvenes intentaron atravesar el control de seguridad para llegar al sitio sagrado para judíos y musulmanes con un elemento cortante escondido entre sus ropas.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta