El sábado por la noche a lo largo del boulevard Rothschild hasta la Plaza Habima cientos de ciudadanos israelíes se manifestaron contra el gobierno del primer ministro de Israel, Biniamín Netanyahu y contra una nueva legislación que intenta imponer la coalición que supuestamente blindaría al primer ministro para las investigaciones policiales. Este proyecto de ley fue presentado por Dudi Amsalem del Likud.

La concentración fue llamada “marcha de la vergüenza” en respuesta a un proyecto de ley que evitaría que la policía israelí haga pública sus recomendaciones para procesar a los acusados luego de una investigación. El primer ministro de Israel se encuentra sospechado y está siendo investigado por la justicia en dos casos de corrupción: el primero tiene que ver con haber recibido regalos por parte de un empresario, y el segundo caso está relacionado con trato entre un empresario de un diario israelí a cambio de una cobertura favorable a “Bibi” Netanyahu en la última campaña electoral.

La marcha fue convocada por líderes sociales que convocan desde hace meses una manifestación semanal contra la corrupción cerca de la casa del fiscal general del Estado, Avichai Mandeblit, al que acusan de no tramitar con celeridad los casos en los que supuestamente se encuentra involucrado el primer ministro.

Fuente: Haaretz, Aurora y agencias.

Sin comentarios

Deje una respuesta