El encargado de Asuntos Palestinos y Territorios Ocupados de la Liga Árabe, Said Abuali, advirtió de las consecuencias que tendría el reconocimiento de Jerusalén oriental como capital de Israel por parte de la Administración de Estados Unidos y consideró que este paso “destruirá por completo el proceso de paz”.

Abuali aseguró en declaraciones en la sede del organismo en El Cairo que el reconocimiento pondría fin a “la solución de los dos Estados” y sería considerado un acto de “favoritismo total hacia Israel”, además de “una infracción grave de las resoluciones (de la ONU), los acuerdos y la legislación internacional”.

Asimismo, el encargado afirmó que Jerusalén oriental es la capital del “Estado palestino”, por lo que la Liga Árabe rechaza cualquier intento de limitar la “soberanía palestina” sobre esta zona, conquistada en 1967 por Israel.

El encargado pidió que la comunidad internacional se movilice inmediatamente y tome una postura firme en contra de esta medida, para hacer respetar las resoluciones internacionales, así como los “derechos” de los palestinos, y para evitar “el empeoramiento de la situación” entre palestinos e israelíes.

Abuali señaló que Estados Unidos tendría que ser un “patrocinador imparcial” del proceso de paz y responsabilizó a ese país de las “consecuencias graves (…) que amenazan la seguridad y la estabilidad de la zona y promueven el discurso del odio y el terrorismo”.

Diversas informaciones apuntan a que el presidente estadounidense, Donald Trump, considera reconocer Jerusalén como capital de Israel, cuya parte oriental los palestinos reclaman como capital de su futuro Estado.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta